Recomendaciones de vacunación para viajeros

Una de las principales preocupaciones de todo viajero a la hora de salir fuera (sobre todo, si el destino es un país exótico cuya forma de vida y realidad apenas se conocen) es la de ir correctamente prevenido para evitar contagios o infecciones. La selección de las vacunas para un viaje determinado dependerá de la situación sanitaria concreta del país que se visite, de las enfermedades endémicas que le afecten, de las características del viaje (no se corren los mismos riesgos en un viaje de aventura que en uno organizado y no es lo mismo un viaje a una zona rural que a una zona urbana), de la duración del mismo, de la situación general de salud del propio viajero y del tiempo disponible antes del viaje. El Ministerio de Sanidad y Consumo recoge, en su página web, las vacunaciones que el viajero debe tener en cuenta. Nosotros os las resumimos:

  • Contra la fiebre amarilla: esta enfermedad vírica se transmite por la picadura de un mosquito infectado. La vacuna contra ella sólo se administra en los centros de vacunación autorizados y aprobados por la Organización Mundial de la Salud, donde se expide el Certificado Internacional de Vacunación. Se recomienda esta vacunación a todos los viajeros que se dirijan a zonas infectadas de África y América del sur. Es la única vacunación obligatoria de las que os presentamos en este post
  • Contra el cólera: se trata de una enfermdad que se transmite por agua y alimentos contaminados. Las zonas endémicas se encuentran principalmente en África, Centro y Sudamérica y Sudeste Asiático. El riesgo de cólera para los viajeros es muy bajo y la mejor forma de prevenir la enfermedad son las medidas higiénicas con el agua y los alimentos.
  • Contra la fiebre tifoidea: como en el caso del cólera, se transmite por el agua y los alimentos contaminados. Es frecuente en los países en vías de desarrollo de África, Centro y Sudamérica, Oriente Medio y Sudeste Asiático. En este caso debemos tener en cuenta que la efectividad de la vacuna es limitada, por lo que la mejor prevención, también como en el caso del cólera, son las medidas higiénicas en la alimentación y la bebida.
  • Contra la hepatitis A: se transmite de persona a persona y por la ingestión de alimentos y bebidas contaminadas. Las áreas de alta incidencia son África, Asia, Centro y Sudamérica, zona mediterránea y Europa del Este. Se recomienda a los viajeros menores de 30 a 35 años, procedentes de zonas de baja incidencia (Europa occidental, Canadá, Estados Unidos, Japón, Australia y Nueva Zelanda), que se dirijan a países de alta endemia.
  • Contra la hepatitis B: en este caso, el contagio es sobre todo por vía sexual, transfusiones sanguíneas o material contaminado. Es endémica en toda África, gran parte de América del Sur, Europa oriental, Mediterráneo oriental, sudeste asiático, China e Islas del Pacífico, excepto Australia, Nueva Zelanda y Japón. La vacuna se recomienda a los viajeros que vayan a permanecer más de 6 meses en zonas endémicas o viajen con frecuencia.
  • Contra la meningitis meningocócica: los países de mayor incidencia se encuentran en el África Subsahariana, aunque también se han producido brotes en el sudeste asiático (India, Nepal) y Oriente Medio.
  • Contra la poliomelitis: de nuevo, los países con alta endemia se ubican en África, Oriente Medio y el sudeste asiático.
  • Contra la rabia: se transmite al hombre por contacto directo (mordedura, secreción) con determinadas especies de animales (perros, gatos, zorros, murciélagos, mofetas, etc.). Es endémica en muchos países en desarrollo. Debe tenerse especial precaución si se viaja al África subsahariana, Bangladesh, Bolivia, China, Colombia, Ecuador, Etiopia, Filipinas, Guatemala, India, México, Perú, Sri Lanka, Vietnam o Tailandia. Se recomienda la vacunación pre-exposición en viajes de más de un mes a zonas rurales de alta endemia o cuando se realicen actividades especiales (cazadores, escaladores).
  • Contra el tétanos: la produce la toxina de una bacteria que penetra en el organismo a través de heridas o erosiones en piel o en mucosas. Su distribución es universal, por lo que la vacunación se recomienda a todas las personas, y muy especialmente a los viajeros.

Foto vía Elconfidencial.com