El Valle de Benasque en los Pirineos

El Valle de Benasque en los Pirineos 1

El Valle de Benasque es sin duda uno de los lugares más hermosos de España. Podéis visitarlo en cualquier época del año, tanto en la fogosa y colorista primavera, como en la blancura del invierno, tanto para una de las mejores escapadas de senderismo como para un fin de semana de esquí.

En cualquier oficina de turismo os podéis hacer con unos mapas ( muy buenos, por ejemplo, los de la editorial Alpina ) en donde encontraréis rutas de senderismo de diferentes niveles de dificultad. En cualquiera de los pueblos del valle los venden, así que no tendréis problemas de encontrarlos al llegar aquí.

Gastronomía, arquitectura, costumbres, folklore, esquí… Nada mejor que reservar vuestros hoteles en Cerler, en el corazón del Valle de Benasque, para disfrutar del mejor invierno de vuestras vidas. Declarado Parque Natural en 1994, Benasque alberga el mayor número de cumbres que superan los tres mil metros de altura.

El principal pueblo del valle es el que le da nombre, Benasque, situado a más de mil metros de altitud. Desde aquí podemos visitar fácilmente el Parque Natural Posets-Maladeta, con una extensión de más de 33.000 hectáreas. Cuenta con trece glaciares y 95 lagos también de origen glaciar, todos ellos con múltiples cascadas.

Ya esto le confiere una belleza natural increíble al valle. Para conocerlo mejor podéis visitar el Centro de Visitantes que hay en Benasque. Aquí disfrutaréis de las vistas del Aneto, que con sus 3.404 es el pico más alto de los Pirineos. Y es que el conjunto montañoso de este valle es el más importante de todos los Pirineos.

Son muchísimas las actividades que se pueden hacer en el Valle de Benasque. Montañismo, senderismo, escalada, barranquismo, rafting, piragüismo, parapente, golf, pesca, equitación, ciclismo de montaña, esquí… Nada mejor que disfrutar de Cerler, la estación de esquí más alta de los Pirineos.

También podéis hacer esquí nórdico en Los Llanos del Hospital, con 20 kilómetros de circuitos, una de las mejores estaciones de esquí de fondo de los Pirineos. Y si tanto deporte y aventura os dejan sin aliento, acercaros hasta el Balneario Baños de Benasque, para relajaros en sus aguas termales.

Este paraíso se encuentra a poco más de cien kilómetros de Huesca. Los ríos Esera y Noguera son idelaes para hacer rafting y kayak. Tampoco os olvidéis de visitar Graus, con su precioso centro histórico y sus iglesias románicas. Un viaje al Valle de Benasque vale para cualquier turista que se precie. A disfrutarlo.

Foto Vía Travellersbook