Consejos para visitar los alrededores de Florencia

 Fiesole

Siempre es bueno hacer un poco de planificación para conseguir las mejores vacaciones de nuestra vida. Por ejemplo, con sólo tres simples consejos podemos obtener una maravillosa visita de Florencia. En primer lugar debemos evitar en la medida de lo posible conducir un coche en Florencia, ya que la zona histórica requiere un permiso especial de residencia para poder circular por ella, y los aparcamientos son imposibles.

En segundo lugar, decidir nuestro alojamiento en Florencia. Os aconsejamos los pequeños apartamentos antes que un hotel, sobre todo porque son mucho más económicos. Además, los apartamentos en Florencia ofrecen la posibilidad de un balcón o una terraza, y así disfrutar del maravilloso clima de la Toscana. Y por último, esencial para nuestras vacaciones en Florencia, salir de la ciudad, no sólo quedarnos en la arquitectura de la misma, y visitar algunos rincones de la región que son maravillosos, y que siempre se le quedan en el olvido a cualquier turista que visita Florencia.

Vamos a comenzar visitando los viñedos de Chianti, los más famosos de la Toscana, uno de los rincones que guarda los mejores vinos de Italia. Se hallan al sur de Florencia, envueltos en un paisaje impecable, con prados, bosques, y por supuesto, olivares y viñedos. Aseguraros de planificar vuestra visita incluyendo sus bodegas. Y si tenéis la suerte de visitar Florencia el último domingo de mayo, participaréis en el día de puertas abiertas por toda la región del Chianti.

De ahí pasamos a tomar un picnic en Fiesole, una pequeña ciudad que tiene su propio museo de arte, un anfiteatro y una serie de ruinas romanas, además de un templo etrusco. Podéis parar a descansar en el anfiteatro romano y disfrutar de las vistas, o callejear por la ciudad para obtener unas preciosas panorámicas de Florencia. Se trata de una tranquila excursión.

 Prato

Un poco más al sur de Florencia se halla la ciudad de Montepulciano, buen ejemplo de asentamiento renacentista, encaramado en lo alto de las suaves colinas del Chianti. Os recomendamos Montepulciano por sus maravillosas vistas al campo toscano, así como sus calles empedradas. Tenéis que probar dos de las especialidades de la ciudad: su vino Nobile, un maravilloso vino rojo, y su pinci, una especie de pasta propia de aquí. Montepulciano es conocida también por sus fuentes termales.

Si os gusta la moda, os recomendamos una visita a Prato. Esta ciudad, con sus antiguas murallas, se encuentra a 17 kilómetros de Florencia y cuenta con palacios, un castillo y una impresionante galería de arte. Además, es uno de los principales productores textiles del país, lo que significa que desempeña un papel importantísimo en la industria de la moda en Italia.

Y por último, aunque la familia Médici era conocida en Florencia por sus deslumbrantes palacios renacentistas y sus obras de arte, también en las afueras de la ciudad podemos visitar las antiguas villas de los Médici, de los siglos XV y XVI. Principalmente os recomendamos la Villa di Castello, o la Villa della Petraia, famosa por sus extensos y hermosos jardines.

Foto 1: Traceproject

Foto 2: Decon