Marrakech, capital del antiguo imperio marroquí

Marrakech, capital del antiguo imperio marroquí 1

Si bien el primer nombre de esta ciudad fue Marroukech que quiere decir «vete deprisa», en realidad, esto se contradice con lo que siente cualquier viajero en estas tierras, y es que Marrakech es una ciudad que te invita a permanecer en ella para siempre.

Residencias de lujo, ferias y calles en donde se puede tomar té, escuchar a los músicos locales o ver encantadores de serpientes, Marrakech ofrece una visión camaleónica de sí misma pero sobre todo intensa para cualquier viajero que llegue a esta ciudad brillante y majestuosa que fuese bautizada como «La perla del Sur».

Marrakech, capital del antiguo imperio marroquí 2

De hecho, fue en la época en la que reinaba la dinastía almohade que Marrakech se convirtiera en la capital del imperio del Magreb y Al-Andalus, y por tanto, fuera reconocida como la ciudad más importante del occidente musulmán.

Así, debido al comercio trans-sahariano la ciudad progresó y hoy en día, esta prosperidad se mantiene debido a su estratégica ubicación, es decir, entre las montañas del Alto Atlas, una depresión entre la costa atlántica y dos importantes ciudades comerciales Rabat y Casablanca.

En la actualidad, si decides hacer un viaje a esta ciudad, no puedes perderte toda su riqueza cultural y artística, así como tampoco sus paisajes inolvidables y sobre todo, alojarte en un riad, es decir la casa tradicional marroquí con jardín en el centro.

Marrakech, capital del antiguo imperio marroquí 3

Finalmente, a continuación te diré brevemente los destinos imperdibles en esta hermosa ciudad, denominada «Patrimonio mundial» por la UNESCO:

  • Jemaa el Fna, una plaza que es el corazón de la ciudad.
  • El Zoco, kilómetros de tiendas, talleres y puestos con productos tradicionales.
  • La Mezquita de Koutoubia que cuenta con una torre de 77 metros de alto y diferentes restos arqueológicos.
  • El Palacio El Bahía con patios de mármol, olores a naranjos y jazmines y techos de cedro, entre otros.

Foto Jardin de la Menara: Jose Miguel.