Las motos de la RDA en Berlín

Las motos de la RDA en Berlín 1

Berlín, capital de moda en Europa, es una de las ciudades con más museos y de diversa tipología de Europa. Si somos amantes del conocimiento o simples curiosos que nos gusta ver cosas diferentes, podemos coger uno de los tantos vuelos de última hora que salen hacia Berlín y conocer los mejores y más curiosos museos de Europa. Aquí está el Pérgamo, museo de referencia europea junto al British Museum de Londres y el Louvre de París, además de otros muchos museos de menor interés pero mucho más centrados en un tema.

Un ejemplo claro de estos museos que, podríamos decirlo, «en minúscula», es el Berliner DDR Motorrad Museum, es decir, el Museo Berlinés de Motocicletas de la RDA, que es doblemente concreto y curioso. Tal como indica el título no sólo va de motocicletas sino de las motocicletas de la antigua Alemania Democrática, la RDA.

En la exposición podremos apreciar más de 100 motocicletas, ciclomotores y scooters fabricados por marcas que a la gran mayoría de público se nos hacen desconocidos pero tienen su prestigio en el mundo de las motocicletas históricas. Simson-Suhl, IWL, DKW/IFA/MZ y EMW están presentes en esta exposición.

Pese a que podemos pensar que esta exposición no puede dar para mucho, nos equivocamos. Se trata de un museo de aproximádamente 1000 metros cuadrados llenos de modelos de los 40 años de producción de motocicletas en la RDA. Podremos ver sidecares, máquinas de carreras y deportivas, vehículos especiales, de autoridades y de otros tipos con funciones más específicas.

Podremos disfrutar y ver los ya míticos scooters «Schwalbe», el modelo con la que Agnes Kraus recorría los pueblos de la Alemania del Este haciéndose pasar por la «Hermana Agnes». Otra joya que podremos apreciar en el museo es una moto escolta de cuando Honecker era presidente de la RDA, con un emplema original de aquella alemania en el revestimiento. Su particularidad proviene de que tan sólo se fabricaron 60 ejemplares, 30 de las cuales se llevaron a Hungría.

En fin, un museo para nostálgicos de la RDA, curiosos y personas con inquietudes históricas. Los amantes de las motos disfrutarán como nadie en esta exposición.

Foto Vía: Bleppo