Discotecas y locales de ocio en Amsterdam

 

Recuerdo que llegamos un martes al mediodía a Amsterdam. Apenas íbamos a estar dos días, y una de las sensaciones que llevábamos era que no íbamos a poder vivir el ambiente nocturno de la ciudad, especialmente el del fin de semana. Sin embargo, a la caída de la tarde nos dimos cuenta que en esta ciudad poco importa que sea viernes, sábado o cualquier otro momento de la semana.

La agitada vida nocturna de Amsterdam te rodea en todo momento. Si queréis diversión y ocio la vais a tener sin duda, sea el día que sea. Afortunadamente nuestros hoteles en Amsterdam estaban cerca de la Plaza Dam, en pleno corazón de la ciudad, por lo que no teníamos necesidad de desplazarnos demasiado, y así vivir de lleno el ambiente de sus alrededores.

Empezamos la noche en el Arena Hotel y su discoteca de dos plantas, Tonight, muy cerca del Oosterpark. Ese día no estaba demasiado animada, realmente, ya que son los viernes y los sábados cuando los mejores DJ’s de la ciudad pinchan en ella. Está un poco alejada del centro, a una media hora andando, por lo que tal vez la mejor opción sea dejarla para el final de la noche o para ir en exclusiva el fin de semana.

Más céntrica es Escape, de las discotecas más grandes de Amsterdam, ya que tiene capacidad para unas dos mil personas. Situada en Rembrandtplein, es la típica pista de baile inmensa en la que el sonido y las luces os harán vibrar al máximo. Ideal para los jóvenes que busquen animación a tope en la ciudad.

En la zona del Singel tenemos Odeon, un local más tranquilo en el que tenemos de todo. Desde restaurante a café, pasando por un bar de cócteles, una sala de concierto y una pequeña discoteca. La zona en la que se ubica es muy pintoresca, con el precioso canal Singel a su lado, en el centro histórico de la ciudad.

Hay otros locales de ocio y discotecas en Amsterdam que no pueden faltar en nuestra lista, como Melkweg, un local con fiestas dance los sábados y conciertos; Sugar Factory, en la animada Leidseplein, con noches techno y actuaciones de todo tipo; Jimmy Woo, tal vez la discoteca más cara de Amsterdam, con un marcado estilo oriental; Paradiso, una discoteca sorpresa ya que cada día podemos encontrar de todo; así como Panama y Exit, este último un local de ambiente gay.

Foto Vía Hiper Narrative