Campeche, pasado colonial en el Golfo de México

 

En la lengua maya, Campeche significa «el hogar de las serpientes». No preocuparos porque, de un tiempo a esta parte, más que serpientes lo que aquí encontramos son miles de turistas disfrutando de una ciudad costera mexicana única. Fundada allá a mediados del siglo XVI. hoy es un magnífico destino turístico en el Golfo de México.

Desde su fundación, Campeche ha crecido como importante puerto comercial. En ella se construyeron desde sus orígenes baluartes de defensa, iglesias fortificadas, puertas y fortalezas. Y todo porque Campeche fue desde el primer momento tesoro y envidia de piratas y bucaneros. Hoy son otros los «piratas» que llegan hasta aquí con sus cruceros.

Campeche es vibrante, bulliciosa, hermosa con sus fachadas color pastel y sus callejuelas empedradas que nos hacen viajar en el tiempo a un pasado colonial de tanto arraigo aquí. Pero Campeche tiene también una oferta turística natural de gran interés, con sus playas, sus rutas turísticas a través de la naturaleza y la Reserva de la Biosfera de Calakmul.

Una vez en Campeche hay algunos lugares que han de visitarse de manera imprescindible. El primero de ellos es el Fuerte de San Miguel, que hoy alberga una magnífica colección de ruinas mayas, joyas, cerámica, vasos de Edzba y una máscara de jade de Calakmul. Subir a la parte más alta de la fortaleza para ver hasta 19 cañones de la época colonial y disfrutar de unas vistas panorámicas hacia el mar muy interesantes.

Junto a este baluarte podemos visitar también el Fuerte de San José El Alto, construido en 1762. Esta fortaleza alberga hoy una magnífica colección de barcos y armamento de la época. Desde lo alto de San José, como su nombre indica, se puede divisar buena parte de la costa mexicana. Hay otro baluarte, el de la Soledad, que alberga el Museo de las Estelas Mayas, además de poder subir también hasta su cima.

De los edificios religiosos de Campeche hay que destacar la Catedral de la Purísima Concepción, construida a mediados del siglo XVI, aunque su aspecto actual data de principios del XVIII. En su interior destaca el Santo Entierro. Junto a a catedral se halla el Parque Principal de Campeche. Otro templo a visitar es la Iglesia de San Francisco, construido a mediados del XVI, el primer lugar donde se celebró misa en Mesoamérica. Aquí, precisamente, se bautizó el nieto de Hernán Cortés.

Campeche es una hermosa ciudad situada en el Golfo de México que debéis visitar. Su maravilloso entorno natural y su aspecto colonial hacen de ella un destino muy sugerente.