Suecia, para visitar en otoño

Suecia, para visitar en otoño 1

 

Ahora que, aunque no lo parezca, el otoño se va acercando, las ciudades escandinavas se van a convertir en escapadas baratas para puentes y fines de semana. El turismo en estas ciudades suele disminuir durante los días de invierno por la razón lógica del frío. Ello se nota en los precios de los pasajes.

Por eso, a continuación vamos a poponer la visita de las tres ciudades más importantes de Suecia, cada una con sus características diferenciales, pueden ser destinos perfectos para el otoño-invierno.

Estocolmo, la capital, es por ejemplo la mezcla perfecta entre urbanidad y natualeza. Se trata de una ciudad levantada sobre 14 islas que se conectan entre ellas por puentes. Una de las islas más interesantes de los últimos tiempos es Södermalm, el barrio cultural en auge, donde clubes, teatros y su vida nocturna hacen del barrio la preferente pra los más modernos. Obviamente las otras trece islas también tienen su esencia y encanto, y pueden ser visitadas una por una. También podemos ir al archipiélago de Estocolmo, único de su especie en el mundo.

Otra gran ciudad sueca es Gotemburgo, lugar con hermosas vistas y sonidos que nos harán parecer que estamos más en un pueblo que en una gran ciudad. Los sonidos marítimos de Gotemburgo, sobre todo en el archipiélago, son hechizantes. Por otro lado, también es una ciudad de ocio y disfrute grastronómico, así como Liseberg, el parque de atracciones más grande de la zona.

Por último, la otra ciudad recomendada es Malmö, ciudad que se ha hecho famosa tras la trilogía de Millenium de Stieg Larsson. Es una ciudad más pequeña que las otras dos, pero ofrece un comercio muy propio, lleno de tiendas suecas y marcas internacionales, que se conjugan a la perfección con una gran vida cultural. No en vano, en la ciudad viven personas de más de 160 nacionalidades y dentro de ella se hablan hasta 100 lenguas. Malmö rompe un poco el mito de que en Suecia no hay inmigración, y esa inmigración pasa a formar parte de la vida diaria, reflejada en un sinfin de restaurantes y cafés de distinta procedencia. Por último, también merece la pena conocer el proyecto del barrio ecológico de Vastra Hamnen.

En fin, Suecia es todo un mundo, un país ceñida al frío, pero que lo combate con una gra oferta cultural y gastronómica. Desde luego, un país digno de conocer.

Foto Vía: Klearchos Kapoutsis