Almuñécar, el puerto histórico de Granada

Almuñécar, el puerto histórico de Granada 1

Almuñécar es unos de los lugares turísticos más conocidos de la costa andaluza en general, y en particular de la Costa Tropical granadina. Esta zona del litoral es conocida por su privilegiado clima, su exuberante vegetación y por sus maravillosas playas, que ofrecen al visitante una fantástica combinación para pasar sus vacaciones, poniendo a su alcance, además, otros muchos lugares de interés más o menos próximos.

Si buscamos un hotel en Almuñécar, fácilmente encontraremos una opción adecuada a nuestro gusto y bolsillo, ya que son muchos los establecimientos de todo tipo que ofrecen alojamiento en la ciudad o sus alrededores, donde también encontraremos múltiples actividades de ocio veraniego, lugares para practicar el submarinismo o deportes náuticos como el esquí acuático, la vela en todas sus modalidades (gracias a su puerto deportivo, dotado de todos los servicios imaginables) y mucho más.

Desde Almuñécar tenemos acceso, a corta distancia por carretera, a otros muchos lugares de interés de la costa andaluza, como la Costa del Sol, la ciudad de Málaga, la costa de Almería, el Parque Natural del Cabo de Gata, el Parque Nacional de Sierra Nevada, la ciudad de Granada y todo su conjunto monumental, declarado Patrimonio de la Humanidad, con la Alhambra como elemento más destacado.

De todas maneras, si no deseamos hacer trayectos relativamente largos, en las proximidades de la ciudad también tenemos algunos puntos atractivos, como el Complejo Ecológico Peña Escrita, ubicado a 1.100 metros de altitud, que ofrece una maravillosa vista elevada de todo el entorno, desde Sierra Navada hasta la Alpujarra, incluyendo espectaculares vistas del Maditerráneo; el Castillo de San Miguel y el Museo Arqueológico, el Museo del Bonsái, el Parque Ornitológico, la Casa de la Cultura -donde podremos conocer más sobre los 3.000 años de la ciudad, desde sus orígenes a la actualidad-, el Acuario, el Centro de Alfarería o el Castillo de la Herradura.

Foto: Samu