Un lugar paradisíaco: la Manga

Dividido administrativamente entre San Javier y Cartagena, La Manga del Mar Menor es una lengua de tierra de 24 km. de extensión. Si vamos a uno de los hoteles en La Manga sabréis de qué estamos hablando. Estructurado desde el Cabo de Palos hacia el norte, su formación procede de la sedimentación de arena que aportaban las corrientes de la zona. Al oeste queda el Mar Menor, una especie de gran lago de agua salada con una única pequeña salida. Al este el mítico Mediterráneo.

Es curiosa su historia. En el siglo XVI la zona era conocida como una bahía abierta, donde hoy se ubica la manga era un largo ribete de islas, muy juntas todas ellas. El tiempo hizo que se acumularan y la sedimentación entre las pequeñas islas ha dado lugar a lo que hoy conocemos como la Manga. Hasta la década de los años 60, la zona se dividía entre dunas y matorrales, pero desde entonces, cuando los constructores descubrieron la belleza del lugar, se lleno de turismo y grandes construcciones.

Hoy día nos encontraremos con una localidad que se dedica básicamente al turismo y que nutre sus playas de gente durante prácticamente todo el año. La razón es su expléndida climatología y la Estación Náutica Mar Menor, que asegura al visitante la oferta de actividades y depórtes náuticos.

Pero no acaba aquí su magia y atractivo. Sus características ecológicas han hecho del lugar un paraje natural único y se ha erigido como el lago de agua salada más grande de toda Europa. No en vano su perímetro litoral cuenta con hasta 73 km. de costa llenas de aguas trasparentes. Si nos gustala geología, podemos ir hacia l sur, donde se alzan los islotes de la Perdiguera, Redonda, Mayor, Sujeto y Ciervo, que nos harán ver su origen volcánico.

En fin, un lugar paradisíaco que nos recuerda viejas costas del Caribe. No obstante, este queda cerca, muy cerca. En Murcia podremos disfrutar de lo que es seguramente el lugar más paradisíaco de España.

Foto Vía: Frajper