Save The Beach, salva una playa en Europa

Reconozco que desde siempre he sido más de montaña que de playa pero, de un tiempo a esta parte, he logrado disfrutar de otros atractivos que, a simple vista, se me escapaban de lo que pensaba que era un día de mar y arena. Hay playas de gran belleza, playas que se asoman a los ojos como auténticas paletas de colores, en donde el azul turquesa, el dorado y el blanco de la espuma forman una gama cromática de gran interés.

Es por lo que cuando uno descubre iniciativas como las de Save The Beach, no puede por menos que unirse a la causa y contribuir a salvar una playa. Sí, como lo leéis, recuperar una de esas playas europeas dañadas y olvidadas por todos. En estos dos últimos años se ha logrado salvar las playas de Capocotta en Roma y la de Bahía de Portmán en Murcia. Pero, ¿cómo actúa Save The Beach para salvar cada año una playa europea?.

Pues bien, el pasado 25 de abril terminó el plazo para decidir las diez playas candidatas para participar en la selección. Esas diez playas ya se encuentran disponibles para que las podáis votar, desde el jueves 28 de abril y hasta el próximo 8 de mayo, con la intención de que solo queden al final las dos finalistas. Una vez conocidas esas dos playas finalistas, dos tenistas de la ATP, jugarán un partido de tenis-playa, cada uno de ellos representando a una de las playas finalistas.

La playa a la que represente el ganador del partido será la playa que este año salve Save The Beach.

Pero además de todo esto, para incentivarnos aún más a la participación, todos aquellos que emitan su voto, junto con las razones del porqué han elegido esa playa como finalista (hay que intentar ser diferente y original) podrán ganar un viaje a Ibiza para dos personas.

Seguro que si sois de los que os gusta disfrutar en la playa, tomar el sol, daros un chapuzón o tal vez admirar las hermosas costas europeas y sus playas, participaréis en esta edición de Save The Beach. Votad por vuestra playa y tendréis incluso la posibilidad de ganar un viaje a Ibiza para dos personas. ¿Qué os parece?.

Foto Vía Prisa