La Plaza de San Francisco en Sevilla

 

En pleno corazón de Sevilla, muy cerca de la catedral, podemos visitar la Plaza de San Francisco, uno de los lugares más antiguos de la ciudad. Precisamente ya en el siglo XVI era uno de los rincones más concurridos e importantes de la capital sevillana, donde se celebraban algunos de los principales eventos, como los autos de fe de la Inquisición o los juegos de toros y cañas durante los siglos XVII y XVIII.

Hoy en día, por su magnífica ubicación, seguramente cerca de cualquiera de vuestros hoteles en Sevilla, la Plaza de San Francisco es lugar de paso obligado. Unida con la catedral por la Avenida de la Constitución, en ella podemos visitar varios edificios, como el Banco de España, que data de 1928, la Audiencia, del siglo XVI y actual sede de Cajasol, la Cárcel Real de mediados del siglo XVI, y el Ayuntamiento, de estilo plateresco, y construido también en el mismo siglo.

Tan antigua es esta plaza que le debe su nombre al viejo Convento de San Francisco que existía en ella ya desde mediados del siglo XIII. En ella se siguen celebrando hoy algunos actos importantes, aunque cuando toma un ambiente especial es durante la Semana Santa, con el diferente paso de las cofradías (de ella parte la singular calle Sierpes) o el Corpus Christi. Además cuenta también, en el Edificio de Laredo, con un punto de información turística.

Precisamente este Edificio Laredo, situado en la esquina de la calle Sierpes, es otro de los más emblemáticos de la plaza, con su célebre Bar Laredo. Ya frente a la Plaza de San Francisco situamos otro de los espacios más concurridos de la ciudad, la Plaza Nueva, donde destaca la fachada del Hotel Inglaterra, con más de 150 años de historia.

Si estamos por Sevilla a buen seguro que pasaremos por esta Plaza de San Francisco, tanto para visitarla como para conectar con otros lugares importantes de la ciudad, como la catedral, los Reales Alcázares o el centro histórico.

Foto Vía Albanyai Maria