Johannesburgo no es una ciudad cualquiera…

Johannesburgo no es una ciudad cualquiera... 1

Johannesburgo, capital de Sudáfrica y sede del próximo Mundial de Fútbol de 2010, no es própiamente una ciudad muy turística, pero merece la pena visitarla por la importancia que ha tenido en la historia reciente de África y para entender un poco mejor la vida y contrastes que existen en este continente tan desconocido para muchos.

La ciudad se creó en 1886 a partir del descubrimiento de unas minas de oro en la sierra de Witwatersrand, lo que atrajo a muchísima gente hacia allí, llegando a tener más de 100.000 habitantes en tan solo una década de vida.

Lugares que destacan en Johannesburgo son:

Barrio Melville: este barrio llama la atención por estar rodeado por una exuberante vegetetación y por su magnífica flora autóctona. Es uno de los mejores lugares para probar la gastronomía local, ya que aquí se encuentran muchos de los bares y restaurantes típicos de la ciudad. 

Barrio Alexandra: es la zona donde más y mejor se vive la noche de Johannesburgo, uno de los clásicos. También es muy frecuentado por sus animados mercados callejeros.

Museo África: este museo que ocupa el antiguo mercado de frutas y verduras alberga las reproducciones de viviendas típicas africanas, tres exposiciones permanentes y alguna que otra exposición temporal.

Museo Apartheid: el museo recuerda el tristemente conocido Apartheid, hecho que marcó fuertemente la historia de Sudáfrica y la de todo el continente.

Jardines botánicos: situados al noreste de la ciudad, los jardines botánicos de Johannesburgo cuentan con una maravillosa rosaleda y algunas zonas de acampada.

Parque Gold Reef City: se trata de una espléndida recostrucción de la ciudad en la época de los pioneros y la fiebre del oro, representada a través de rituales indígenas, coladas de oro, danzas tribales e impresionantes descensos a la mina de oro.

Zoológico: más de 3.000 especies de animales viven en este gran zoológico que tiene un agradable parque central. También se celebra aquí el conocido Festival de Artes Interpretativas.

A unos 25 kilometros de la ciudad, se halla la llamada Cuna de la Humanidad, lugar concocido por ser el más rico del mundo en homínidos y por haberse encontrado allí esqueletos de más de una especie de austrolopitecus. Si tenéis un poco más de tiempo, podéis visitar también la cosmopolita y dinámica ciudad de Pretoria, que también se encuentra bastante cerca.

Johannesburgo os enseñará un poco más sobre cómo son las condiciones de vida y el latir de la maravillosa África

Foto: Flikcr