Exotismo en Tánger

¿Buscas un toque exótico? ¿una cultura de contrastes que te fascinará? tu destino es Marruecos, el país donde todo es posible gracias a su riqueza cultural, centrada en su arquitectura árabe, cargada de misterio y dinamismo.

No es de extrañar que uno de los principales destinos turísticos del mundo sea Marruecos, con alojamientos donde soñar despierto, rutas en el desierto, mares de aguas cristalinas, deporte de agua y senderismo, y todo ello sin rasgarnos demasiado los bolsillos.

Tánger está de moda y llegan algunos vuelos low cost. Vale la pena hacer parada si nos encontramos de recorrido por este singular país, pues tiene miles de historias que contarnos. En pocos lugares que ha vivido tanta mezcla procedente de diversas pueblos que han pasdo por ello: griega, fenicia, cartaginesa, romana, visigoda y bizantina y, por último, árabe.

Ello de toda de alta personalidad, en forma de edificios, como las mezquitas (donde solo pueden entrar los musulmanes) con sus torres altas o minaretes, que siempre podemos contemplar mientras brilla el sol.

El colorido y aroma de la ciudad es de lo más diverso. Las murallas color rojizo, el blanco y azul de algunas casas y la cantidad de especias que forman parte de su gastronomía y toda clase de remedios caseros que se venden en las tiendas callejeras.

No en vano, personalidades, artistas y famosos de todo el mundo escogieron esta ciudad como destino y dejaron allí su huella, por lo que su visita es imprescindible. Visita lugares tan conocidos como la Medina, el Zoco grande y el Zoco chico, la Mezquita de Sidi Bou Abid o pasea por los jardines del Sultán.

Fascina por su paisaje, pero sobre todo, por la cantidad de compras que puedes hacer por poco precio. No te olvides de regatear y llénate de paciencia si te adentras en sus zocos, pues todo querrán venderte algo. Ten claro lo qué quieres y consíguelo al mínimo precio. No te arrepentirás!

Foto: arminflikr