Antofagasta, la joya del norte de Chile

Pese a que a muchos les parezca que Chile sólo tiene naturaleza que visitar y Santiago como ciudad más importante, lo cierto es que Chile es un país con lugares curiosos y ciudades interesantísimas. Una de estas es Antofagasta, para muchos capital del norte chileno. Aquí no tendremos problemas en encontrar hoteles baratos y veremos una de las tantas impresionantes combinaciones que posee este país: una increible mezcla de playa y desierto.

Quizás el lugar más conocido para visitar es el hermoso hito geográfico denominado La Portada, un pedrusco ubicado en unos acantilados que deja boquiabierto a todos los visitantes y recuerda al ser humano su pequeñez frente a la naturaleza.

No obstante, Antofagasta tiene mucho más que La Portada y que la playa y desierto. Se puede decir que Antofagasta es una de las ciudades más bonitas del mundo y su permanente candidatura a ser considerada como Patrimonio de la Humanidad así lo demuestran.

Si vamos a Antofagasta no podemos dejar de visitar las ruinas de Huanachaca, vestigios de la importancia de la ciudad desde tiempo atrás. Además, la ciudad posee una historia muy peculiar, característica, como el hecho de que hasta 1880 perteneció a Bolivia y que fue parte de las propiedades de una compañía minera.

Además, como se ha de hacer en todas las ciudades americanas que podamos visitar, no hay que dejar de visitar su barrio histórico, colorido y lleno de monumentos como el muelle salitrero o el edificio de la ex-aduana.

No hay que olvidar que la ciudad posee poco más de 100 años de vida, una pequeña pero intensa historia que aún se palpa en el ambiente. Un buen lugar donde conocer sus inicios y sus cambios políticos puede ser una visita al Museo Regional, donde podremos conocer la vida diaria del lugar y hacernos al contexto de la evolución de la ciudad en sus pocos y cambiantes años de historia.

En fin, Antofagasta merece la pena ser visitada.

Foto Vía: martnpro