Akyaka, vacaciones en familia en Turquía

 

Akyaka es un pequeño pueblo, hermoso y pintoresco, situado al final de una hermosa bahía en la región de Dalaman. Realmente se trata de un retiro perfecto para unas vacaciones románticas en Turquía a orillas del Mar Egeo.

Con su playa virgen, su puerto pesquero y unas espectaculares vistas a las montañas que rodean la población, Akyaka es un placer de la calma y la tranquilidad. La mayoría de los turistas viajan a Turquía atraídos por la sensualidad y la historia, buscando qué ver en Estambul, el principal destino del país. Sin embargo, al sur de Turquía Akyaka ofrece un turismo diferente, nada exento de interés.

Su playa de arena dorada y aguas cristalinas es ideal también para venir en vacaciones en familia. La tranquilidad de la corriente, y el hecho de que todo el paseo marítimo está lleno de cafés y restaurantes, lo hacen un lugar estupendo. Además hay lugares habilitados para la práctica del submarinismo, el windsurf, piragüismo, e incluso para el alquiler de pedales de agua.

Además de playa, Akyaka está situado en la desembocadura de un río, por el que se puede dar un tranquilo paseo en barco o hacer rafting. Asimismo, el entorno natural que rodea al pueblo, con su paraje exhuberante de naturaleza y montaña, invita a la práctica del senderismo, paseos en bicicleta, a caballo, escalada y parapente.

La oferta turística de Akyaka no se acaba aquí. Hay otras opciones, como los baños de barro en las playas de Dalyan y Tortuga, o excursiones a las cercanas ciudades, más turísticas y más bulliciosas, de Marmaris, Aphrodisias y Pamukkale.

La mejor época para viajar a Akyaka es a partir del mes de abril, cuando comienza oficialmente el verano y abren todos los hoteles de playa, restaurantes, bares y locales de ocio. Permanecen así hasta octubre, época en la que los turistas se marchan de la zona. Las temperaturas suelen rondar los 30 grados, aunque la humedad la sensación térmica es mayor. En invierno llegan las lluvias, pero no hace demasiado frío, sin bajar casi nunca de los diez grados.

Así pues, Akyaka es un tranquilo pueblo costero del sur de Turquía que os ofrece una oportunidad más que interesante para conocer algo distinto y original en suelo turco.

Foto Vía Villavillas