Wismar, turismo en el norte de Alemania

Wismar, turismo en el norte de Alemania 1

El norte de Alemania, frente a las costas de Dinamarca, es un poco frío pero encantador. Hay ciudades de ambiente medieval muy pintorescas y llenas de hermosos edificios y casas singulares. Bien podríamos hacer una pequeña ruta por esta zona del país, pero hoy nos quedaremos en Wismar, situada a unos 235 kilómetros al norte de Berlín, declarada desde el 2002 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Una manera interesante de llegar hasta Wismar es a bordo de un crucero. A una hora en coche al oeste de esta ciudad tenemos Kiel, el puerto con mayor movimiento turístico de Alemania. La compañía MSC Cruceros lo tiene como base de muchos de sus cruceros por el norte de Europa, así que bien podría ser una excursión perfecta.

Como ciudad báltica, muchas de las edificaciones de Wismar nos recuerdan a las de otros países bañados por este mar. Sus iglesias de ladrillos rojos, sus casas pintorescas… De esas iglesias hay que destacar la de Saint Marien, una enorme iglesia de más de ochenta metros de altura. Más antigua es la Iglesia de San Jorge, de mediados del siglo XIII, y del siglo XVI podéis ver la Iglesia de San Nicolás, con un órgano del XVII, de los más grandes de Alemania.

Estas iglesias se sitúan en el hermoso entorno del centro histórico de Wismar, un entramado medieval de enorme belleza. Dicen que es uno de los mejor conservados de todas las ciudades bañadas por el Báltico, así que es imprescindible pasear por él. Destacan sus 169 casas patricias, que conforman una de las rutas que se nos ofrece desde la Oficina de Turismo de Wismar, para conocer un poco la historia de esta ciudad.

Desde la Plaza del Mercado, con el edificio del Alte Schwede, de finales del siglo XIV, hasta las cervecerías y tabernas que pueblan las callejuelas, como la Brauhaus am Lohberg, la última de las cervecerías tradicionales que funcionan en Wismar.

Wismar es una ciudad medieval con enorme historia que merece la pena conocer. Apenas creo que necesitaréis un par de días, como mucho, para recorrerla, así que si estáis de ruta por el norte de Alemania, esta puede ser una excursión estupenda.

Foto Vía Galenfrysinger