Visita el Campo dei Mori en Venecia

Visita el Campo dei Mori en Venecia  1

 

En el extremo norte del Cannaregio, a dos minutos andando del Canal delle Navi, se encuentra una de las plazas más conocidas de Venecia. Se trata del Campo dei Mori, cuyo nombre tiene mucho que ver con el edificio más emblemático que encontramos en ella, el Palazzo Mastelli.

Esta casa perteneció en el siglo XII a trers hermanos mercaderes, Robi, Sandi y Alfani Mastelli, quienes procedían de la región griega de Morea, en el Peloponeso. Los tres eran ricos comerciantes de seda, e hicieron de esta simple casa todo un hermoso palacio, al que los venecianos comenzaron a llamar popularmente el palacio de los Mori, por su lugar de procedencia.

Hay otra teoría que dice que en esta plaza se encontraban las casas de los mercaderes árabes, representadas con las tres estatuas del siglo XIII de los tres hermanos del Palazzo Mastelli. Estas tres estatuas pueden verse hoy en los muros del lado oriental de la plaza. Hay una cuarta estatua, añadida en el siglo XIX, que hoy tiene la nariz un poco deteriorada, y se le ha sustituido por una de metal. Se trata de Antonio Robia, el portavoz de los venecianos en sus críticas a la República. A sus pies, los habitantes de Venecia dejaban sus quejas para los gobernantes.

Cerca de esta plaza se halla la Fondamenta dei Mori, la casa en la que vivió de 1574 hasta su muerte en 1594 el famoso pintor Tintoretto. Hoy es el número 3399, situada muy cerca del canal, y desde allí se puede acceder al puente que cruza el Rio Madonna dell’Orto para llegar a la Iglesia de la Madonna dell’Orto, para mi gusto una de las iglesias góticas más bonitas de Venecia, situada precisamente frente al Palazzo Mastelli, en la otra orilla.

A este palacio se le conoce popularmente como la casa de los camellos, debido a las decoraciones de la fachada que representan a un camello cargado de mercancías. Los Mastelli la colocaron allí ya que ellos se ganaron la vida, entre otros productos, con la importación de especias africanas y árabes que luego vendían en Venecia.

Curiosamente no suele haber muchos turistas, por lo general, en el Campo dei Mori a pesar de la historia de este rincón tan veneciano. Espero que, después de esta historia, vosotros sí paséis por aquí.

Foto Vía Mhl50_bcn