Viena, ciudad imperial

Viena, ciudad imperial 1

¿Alguien ha estado de turismo en Viena? La capital de Austria tiene muchos encantos para el turistas más exigente. Calles de cuento, palacios imperiales, edificios y monumentos rococó y neoclásicos… en fin, una maravilla de ciudad que te dejará con la boca abierta.

Si todavía no tenimos destino para estas vacaciones, pasa del turismo de masa y playas y date una escapada a un lugar diferente donde vivirás como un rey. Realmente hay muchas que ver en Viena, empecemos por aquellos edificios más singulares.

No puedes perderte el Palacio Schonbrunn de la Emperatriz Sisí. Una joya de esplendorosa arquitectura que permite descubrir las estancias en su interior (dormitorios, camas, salones, zonas comunes) y también su exterior, donde se hallan unos amplios y extensos jardines que llegan hasta una montaña. Si exprimes bien esta visita, puede durarte toda una jornada, y es que vale realmente la pena.

Si queremos un poco de ocio, el centro más moderno y antiguo a la vez está lleno de pequeñas callejuelas y plazas con bares y tabenas típicas. Las casas tienen una arquitectura singular muy regular, llena de la magia de la Europa medieval. Así, pasear por sus calles nos transportará a épocas pasadas.

Pero Viena también es ciudad cultural. Disfruta de sus festivales, y sus actividades al aire libre durante la época estival. Es interesante el Museo de Sisí, el de la ciudad, el de Arte Moderno, el Museo de Historia de Arte…

A la hora de las compras, elige bien. Además de los souvenirs, donde podrás adquirir réplicas en pequeño de famoso Palacio Schonbrunn hay otras delicias que llevarte a casa, como la típica deliciosa tarta Sacher toda de chocolate. Está en todos los lugares y hay otras variaciones de ella. Son también importantes diversos tipo de bombones y los quesos, pues es una zona rica en ganadería. Disfruta de unas vacaciones completas.

Foto: kainet