Viena Card, descuentos en los monumentos y museos de Viena

Viena Card, descuentos en los monumentos y museos de Viena 1

 

Si vamos de vacaciones Viena, igual que en otras ciudades, es interesante conocer los servicios turísticos en materia de tarjetas unificadas y descuentos. En Viena, de la misma forma que en la mayoría del resto de ciudades europeas, también existe una ‘Viena Card‘, tarjeta que nos será muy útil a la hora de visitar museos, monumentos y visitas turísticas pues nos proporciona numerosos descuentos así como la gratuidad del metro, tranvía o autobús durante tres días enteros.A diferencia de otras tarjetas, la Viena Card también incluye descuentos y pequeñas ofertas en algunos bares y restaurantes de Viena. Podremos conseguirlo en el aeropuerto al llegar o en estaciones de tren, en la oficina de turismo de Albertinaplatza o en muchos de los hoteles más turísticos.

Pero, ¿qué incluye exactamente la Viena Card? Además de la gratuidad del transporte público durante 72 horas, esta tarjeta también nos ofrecerá descuentos para las entradas de la mayoría de lugares turísticos de pago de Viena. Así, podremos conseguir ahorrar un poco con la entrada al Museo Sisi y los Apartamentos Imperiales, el Museo de Historia de Arte, el Museo Albertina, la Biblioteca Nacional o el Palacio Schönbrunn además de otros lugares.

Quizás el único dato negativo de dicha tarjeta es que sólo posee una modalidad, es decir, lo que es lo es y no hay otra alternativa. No hay otra Viena Card diferente a este que nos ofrece ciertos descuentos y gratuidad del transporte público durante tres días. No obstante, posee una cosa buena y es su precio, la Viena Card tan sólo nos costará 18,50 euros.

A diferencia de otras tarjetas turísticas la Viena Card no ofrece entradas gratuitas a museos o visitas turísticas y la verdad es que sólo nos saldrá a cuenta si vamos para varios días y deseamos visitar las cosas que poseen descuento. Por otro lado aviso para estudiantes: no merece la pena la contratación de la Viena Card para ellos, ya que con la tarjeta o carnet de estudiante los descuentos suelen ser mayores que con la Viena Card.

En fin, como todas las tarjetas de este tipo, la Viena Card merece la pena si realmente lo vamos a usar, sobre todo en lo que a los museos y lugares turísticos con entrada se refiere. Si sólo lo queremos para el transporte público, existe otra alternativa que también nos permitirá utilizar los transportes que necesitemos durante 72 horas y que cuesta menos.

Foto Vía: Chapuisat