Una escapada a Burgos

Una escapada a Burgos 1

Burgos es una de las capitales de provincia españolas con más atractivos turísticos, gracias a su milenaria historia. Pese a que se trata de una ciudad relativamente pequeña (unos 100.000 habitantes), la cantidad de monumentos y lugares de interés que atesora hacen de ella un destino preferente, sobre todo para los amantes de la historia, el arte y la arquitectura. Si queremos pasar unos días en esta antigua ciudad castellana, podemos además encontrar hoteles en Burgos a buen precio sin mucha dificultad.

Se puede iniciar una ruta por los principales monumentos de la ciudad empezando, por ejemplo, por el Real Monasterio de las Huelgas, fundado en el siglo XII, y que posee un gran atractivo arquitectónico, especialmente por su mezcla entre la tradición cristiana y la musulmana. El siguiente paso nos llevará, con toda seguridad, a visitar la Catedral, declarada Patrimonio de la Humanidad en 1984, y una de las primeras catedrales góticas del país. En el entorno del templo merece la pena también detenerse en la Iglesia de San Nicolás de Bari y el Palacio de Castilfalé, que ofrecen bellas vistas sobre el conjunto monumental.

Ya en la Plaza Mayor nos habremos hecho una idea del encanto medieval de esta parte de la ciudad y podremos hacer un alto en el camino admirando sus pórticos y la vitalidad que transmite como punto de encuentro típico de los burgaleses, honor compartido con el Paseo del Espolón, repleto de jardines y edificios con historia, además de la estatua ecuestre del Cid.

Podemos proseguir nuestra ruta por la Casa del Cordón, del s. XV, que cuenta con una larga historia de visitas y estancias de grandes personajes históricos; o el Museo de la Evolución Humana, centrado fundamentalmente en los descubrimientos en la cercana zona de Atapuerca, pero que extiende su vocación a mostrar, de una forma divulgativa y amena, el devenir de la especia desde sus orígenes.

Foto: Bren Buenaluz