Un repaso a algunos grandes autores de viajes. Parte I

Un repaso a algunos grandes autores de viajes. Parte I  1

La librería de viajes, antropología y naturaleza Altaïr ofrece en su web una serie de biografías sobre grandes autores de viajes que podemos tener en cuenta ahora que se acerca el 6 de enero. Un libro a destinos variados del mundo, contado con gran calidad literaria es un regalo que, no por recurrente, resulta menos interesante. La propia travesía vital de algunos de estos escritores es digna de la mejor literatura de ficción. Hoy comenzamos este post que terminaremos mañana con más nombres:

  • Bruce Chatwin, novelista y escritor inglés (1940-1989) fue contratado en 1972 por el Sunday Times Magazine como asesor de arte y arquitectura. En asociación con la revista trató numerosos asuntos internacionales y entrevistó, entre otros grandes nombres, a la arquitecta y diseñadora Eileen Gray, a quien confesó su deseo de visitar la Patagonia. Ella, de 93 años, le dijo «Ve allí por mi». Chatwin se dispuso a partir casi inmediatamente hacia Sudamérica y cuando llegó allí cortó su relación laboral con un simple telegrama: «Me he ido a la Patagonia». Como resultado de su estancia de seis meses en este territorio, escribió En la Patagonia (1977), el libro que estableció su reputación como escritor de viajes. Sus trabajos posteriores incluyen un estudio ficcionalizado del comercio de esclavos, El virrey de Ouidah, para el que se documentó con largas estancias en el estado africano de Benín. Para Los trazos de la canción, Chatwin viajó a Australia. Colina negra se situaba más cerca de su hogar, en las granjas de las colinas de la frontera de Gales, y se centra en la relación entre dos hermanos gemelos, Lewis y Benjamin, que crecen aislados del transcurso del siglo XX
  • Alexandra David-Néel (1868-1969) fue una mujer de lo más polifacético: cantante de ópera, periodista, exploradora, espirituralista, budista y escritora, feminista y de ideología anarquista. Es conocida principalmente por ser la primera mujer occidental en viajar a Lhasa (1924), capital del Tíbet, ciudad prohibida a los extranjeros. Escribió más de treinta libros acerca de religiones orientales, filosofía y los diversos viajes que realizó por el mundo
  • Ella Maillart (1903-1997): durante los años treinta y cuarenta realizó viajes a diversas partes del mundo: la Unión Soviética, Asia central, China, Kashmir, Afganistán y la India. Fue además una notable esquiadora y una apasionada de la navegación, actividades bastante curiosas para una joven de la época. Con apenas veinte años realizó un viaje en barca sin motor con una amiga que la llevó hasta Córcega. En junio de 1939 viajará desde Suiza a Irán, escribiendo un libro al terminar sus itinerarios bajo el título de La via crudele
  • Norman Lewis (1908-2003) comenzó a centrarse en la literatura de viajes tras la II Guerra Mundial, cuando escribió volúmenes sobre Birmania o el Vietnam bajo la dominación colonial francesa. Fascinado por culturas casi desconocidas por el mundo occidental, plasmó ese interés en An Empire of the East, sobre Indonesia, y A Goddess in the Stones, centrado en los pueblos tribales de la India. Otro asunto esencial en las obras de Lewis fue el impacto de la actividad misionera en las sociedades tribales, que conceptuaba negativamente, y que reflejó en Among the Missionaries. Escribió además varios volúmenes autobiográficos, centrados en sus observaciones sobre los lugares en los que había vivido, desde la isla de St. Catherine en Gales hasta el distrito londinense de Bloomsbury durante la II Guerra Mundial, pasando por Nicaragua, Italia o España.

Foto vía Stefano Manferlotti