Un paseo por los tres mejores museos de París

Museo del Louvre

 

Una de las mejores vacaciones que podemos pasar en París siempre suele estar asociada a la visita de algún magnífico restaurante y la visita a alguno de los tres mejores museos de la ciudad, que por ende, puede estar cada uno de ellos entre los mejores del mundo. Hay otros muchos pequeños e interesantes museos en París, por supuesto, pero los tres que os vamos a detallar son los que no deberíais perderos por nada del mundo.

El Museo del Louvre, posiblemente el mejor museo de arte del mundo. Este museo tiene mucho que ofrecer, más incluso que la típica visita que nos lleva a ver la Mona Lisa. La planta baja es famosa por sus maravillosos ejemplos del antiguo Egipto, así como antigüedades griegas y romanas. La siguiente contiene una de las mejores colecciones de esculturas italianas de los siglos XVI al XIX, además de esculturas francesas de los siglos V al XVIII.

En este museo nos podemos encontrar la escultura tan famosa de la Victoria Alada, en las escaleras que dan al primer piso, planta que nos mostrará el cuadro de la Mona Lisa, casi seguro que justo detrás de una gran multitud de personas. Además de ella, a su lado aparecen muchos otros cuadros muy interesantes de artistas italianos de los siglos XIII al XVII. También encontraremos otras disciplinas artísticas de la Edad Media.

El segundo piso del Louvre nos acerca a las pinturas y dibujos de artistas alemanes, holandeses y flamencos, así como grabados, pinturas y dibujos de artistas franceses del siglo XIV al XVII. Cualquiera de las plantas de este Museo serían dignas de ver, por lo que imaginaros lo que supondrá ver todo el conjunto del museo, una explosión de arte y una visión histórica francamente deslumbrante.

El Museo de Orsay alberga obras que, cronológicamente, comienzan a partir de las últimas obras que recoge el Louvre. Es decir, aquí veremos a los impresionistas y post-impresionistas de mediados del XIX y principios del XX. Para muchos de los visitantes es el museo favorito, gracias a su accesibilidad. En la planta baja veremos obras de Degas, Delacroix, Manet, Monet y otras pinturas decorativas.

Más adelante contemplaremos obras de Rodin, Lille o Seine, junto con pinturas de Klimt, Munch y otros artistas. En la planta superior del Orsay es donde brilla en su totalidad el impresionismo y post-impresionismo. Allí se sitúan las mejores obras de Degas, Cezanne, Gauguin, Manet, Matisse, Monet, Renoir, Seurat, Van Gogh y Whistler. Resulta emocionante estar tan cerca de estas obras de arte tan universales.

Y por último, el Centro Pompidou, hogar del arte moderno, un edificio muy colorido en su parte exterior. Aquí se encuentra el Museo de Arte Moderno, junto con una biblioteca pública y otros espacios. No sería completa nuestra visita a París sin visitar este maravilloso complejo. El dadaismo y el surrealismo están aquí maravillosamente representados.

Artistas como Andy Warhol, Jackson Pollack, Rothko, Kandinsky, Miró y Picasso, son los más destacados que cubren las paredes de este universo del arte moderno.

Así que ya sabéis, en París podéis hacer sin duda el mejor recorrido por el arte universal. El arte antiguo, Edad Media, Renacimiento y Barroco en el Louvre, siglos XIX y principios del XX para el Orsay, y arte moderno y contemporáneo de nuestro siglo en el Centro Pompidou. El universo del arte está en París.

Foto 1: Fuente Yeinjee

Foto 2: Fuente Parissweetparis



Buscar hotel