Un fin de semana verde en Mallorca

Un fin de semana verde en Mallorca 1

Entre finales de verano y comienzos de otoño es una buena época para reservar vuelos a Palma de Mallorca a buen precio, y el clima de la mayor de las Baleares todavía nos permitirá disfrutar de buenos días de playa, por lo que podremos, por así decirlos, alargar nuestro verano. Un fin de semana en Palma puede dar para mucho: además de las estupendas playas, repartidas por todo el litoral de la isla, la ciudad ofrece un sinfín de atracciones, tanto culturales como gastronómicas, y un ambiente nocturno apto para todos los gustos y bolsillos.

Esta es también una de las mejores épocas, junto con la primavera, para admirar en todo su esplendor algunos de los espacios naturales e instituciones dedicadas a la vida salvaje más destacados de la isla, como por ejemplo el Centro para la Conservación de la Vida Silvestre Mediterránea, en Campanet, especializado en la conservación de las diferentes especies de buitres de Mallorca; el Jardín Botánico de Sóller, dedicado a la flora autóctona mediterránea; o el Centro de turismo ornitológico de la Gola, en Pollença, un excelente punto de partida para los aficionados al avistamiento de aves que visiten la zona.

A poca distancia de este centro, encontramos una de las principales atracciones para los amantes de la naturaleza, la Reserva Natural de S’Albufereta, una de las zonas húmedas más relevantes de Mallorca, con un gran interés por su biodiversidad. De hecho, aquí es posible encontrar casi 200 de las 325 especies de aves conocidas den las Islas Baleares, destacando entre ellas especies de gran valor ecológico como el calamón común, el aguilucho lagunero, la cigüeñuela, la lavandera boyera, el carricerín real, el zampullín chico, la focha común y la polla de agua. Además de esto, el paisaje que ofrece la zona es de lo más diverso, con una franja costera arenosa, seguida de una franja inundada con canales y lagos y unas áreas de inundación esporádica de carácter forestal.

Foto: benjami