Un día por Barcelona

Un día por Barcelona 1

Barcelona es una ciudad a la que se puede llegar muy facilmente a través de losvuelos baratos. Además, es una ciudad que estemos el tiempo que estemos siempre nos da de qué disfrutar. Podemos usar Barcelona como escala y luego viajar a otro lugar, con un sólo día en Barcelona podremos captar algo de su esencia. Así, si cogemos un vuelo barato a Barcelona pero no tenemos más que un día la recomendación principal es hacer la visita con la ruta roja del Barcelona Bus Turístic. Podemos coger el primer autobús de las 9 de la mañana en la Plaça Catalunya o en cualquiera de las otras paradas del bus.

Su primera parada es en el Passeig de Gràcia, donde se ubican las casas de Lleó Morera, Amatller y Batlló, sin duda tres de las joyas de la arquitectura modernista de Barcelona. Un poco más arriba encontraremos la Casa Milà, la Pedrera, primera obra de Gaudí visitaremos en este día. Digo el primero por que con el autobús también podremos conocer la famosísima Sagrada Familia, seguramente la catedral más característica de España.

Después de comer algo podemos coger la ruta azul del Bus turístico, la cual nos llevará hasta Montjuïc. Una vez vayamos enfilando la avenida Maria Cristina veremos cómo se va imponiendo, poco a poco la increible silueta de Barcelona. En la montaña de Montjuic podremos encontrar algunas de las atracciones artísticas más conocidas de Barcelona como el MNAC, la Fundación Miró o el CaixaForum. En esta montaña se sitúan también el Poble Espanyol y la Anella Olímpica junto a otros escenarios de los JJOO de Barcelona 92.

Para finalizar el día y antes de cenar podemos dar una vuelta por el centro de Barcelona, por el casco viejo de la capital catalana. Seguramente el barrio más conocido e increíble es el Barrio Gótico, donde podremos ver la Catedral de Barcelona, restos de la muralla romana, la famosa plaça Sant Jaume con las fachadas de la Generalitat y el Ayuntamiento o la plaça del Rei, una de las plazas más cinematográficas de Barcelona. Fijémonos en las farolas, se trata de otra de las obras casi imperceptibles de Gaudí.

Foto Vía: Joel