Turismo en Benin

Turismo en Benin 1

No creo que muchos de vosotros os hayáis planteado viajar a Benin, un pequeño país situado al oeste de África, entre Nigeria y Togo. Sin embargo, como hay gente para todo, como se suele decir, hoy queremos hacer un pequeño recorrido por este país, el primer país africano que abandonó la dictadura y pasó a ser democrático en todo el continente.

No se puede decir que haya mucho turismo en Benin, a pesar de que se pueden encontrar fácilmente hoteles en las grandes ciudades, como por ejemplo en Porto Novo, la capital, en Cotonou o los campings y casas de alquiler del Parque Nacional Pendjari.

Comenzamos nuestro curioso recorrido turístico por Benin a unos noventa kilómetros de la capital. Allí se sitúa el pueblo de Abomey, con el mejor museo del país, el Templo Fetish y el Centro Artesanal, donde comprar lo mejor de la artesanía local.

Nuestra siguiente parada es la ciudad de Cotonou, donde visitamos el mercado de Dan Topka. Aunque para mercado el de la ciudad de Boukombe, al noroeste del país, en donde comprar la artesanía auténtica del pueblo Somba. A sólo once kilómetros de Cotonou podemos visitar el pueblo de Ganvié, con sus curiosas casas construidas sobre el lago. 

La capital Porto Novo es el mejor lugar para alojarse. Allí se puede visitar el Museo Etnológico y los mejores ejemplos de arquitectura colonial del país, de cuando Benin pertenecía a Portugal. Precisamente en el cercano pueblo de Ouidah aún se puede ver una fortaleza portuguesa, además del Templo de la Sagrada Pitón.

Sin embargo, tal vez lo mejor que se pueda hacer en Benin es visitar su vida silvestre. No sería un safari en sí, pero algo parecido. En el país hay dos parques nacionales, el de Pendjari y el Parque Nacional W, donde se pueden ver guepardos, cocodrilos y hasta hipopótamos.

Para moverse por Benin tenemos pequeños aeropuertos de una ciudad a otra y servicios de trenes entre las ciudades más importantes del país. Aunque parezca mentira, las carreteras del país también se encuentran en buen estado, por lo que si queréis alquilar un coche es una magnífica opción. Si tomáis un taxi en alguna ciudad lo más aconsejable es pactar con el conductor el precio antes de hacer el trayecto.

Foto Vía Starnab