Tomar té en Gran Bretaña

Tomar té en Gran Bretaña 1

Fijaros sólamente en este dato: cada día se sirven más de 165 millones de tazas de té en el mundo, y un porcentaje muy alto de ellas tienen lugar en Gran Bretaña. Tanto es así que se ha declarado el 28 de noviembre como Día Internacional de la Taza de Té. Para celebrarlo os queremos hacer partícipes de los mejores lugares para tomar té en Gran Bretaña.

En Londres nada mejor que ir a The Wolseley, situado en Picadilly, y que fue diseñado en la década de los 20 como una sala de exposiciones de estilo art deco. Hoy en día sirve tal vez el mejor té de Londres, con una amplia selección de pasteles y una riquísima mermelada casera.

Otro de los favoritos en Londres es Time For Tea, abierto en 1940 en la zona del East End. El interior es de los años 40, con vajilla y mobiliario de la época. Abre los sábados y domingos desde el mediodía hasta las 19.00 horas.

En Bristol nos vamos a Attic, un local elegante, sencillo pero sofisticado. Además del té encontraréis muy buenos pasteles. Y en Harrogate tenemos Bettys, inaugurado en 1919, que cuenta con una carta de más de cincuenta tés diferentes, además de tortas, pasteles y sandwiches.

En la ciudad de Brighton tenemos The Tea Cosy, una de las mejores casas de té del país. Lo mejor es mojar sus galletas en el té. En Liverpool debemos ir a Leaf Tea Bar, un café que por la noche se convierte en sala de DJ. Sirven hasta 24 infusiones distintas y degustaciones de té, con música en directo y exposiciones.

En las concurridas calles universitarias de Oxford nada mejor que ir a probar el té exótico y de diferentes lugares del mundo de The Rose. Se puede acompañar el té de la tarde con un plato de salmón ahumado, sandwiches de crema de queso, bollos caseros y tortas.

En Escocia tenemos Tchai-Ovna, concretamente en Glasgow, en la zona del West End. Esta casa sirve hasta 80 tés diferentes y cocina vegetariana. En la capital escocesa, Edimburgo, hay que ir a The Balmoral Hotel, un lugar sofisticado, además del Bollinger Bar, uno de los locales más tradicionales y elegantes.

Tomar té en Gran Bretaña es más que una tradición, una costumbre. Es una de esas citas imprescindibles que tendremos si viajamos hasta allí.

Foto Vía Hotel Chatter