Sintra, el paraíso de los cuentos de hadas

Sintra

Está muy cerquita uno de los puentes festivos que más turismo reclama la atención, el del Pilar. Hace poco os ofrecíamos la posibilidad de acercaros hasta Zaragoza y vivir estas fiestas in situ. Si lo que preferís es una escapadita más relajante, nada de bullicio de gente y demás, también tenemos una alternativa muy interesante. Os vamos a recomendar Sintra, en Portugal. ¿La conocéis?…

Sintra se encuentra a 30 kilómetros de Lisboa. La vista de la ciudad está coronada por su impresionante castillo, construido por los musulmanes en el siglo VIII. Desde él, si el tiempo acompaña, podemos obtener unas vistas maravillosas, no sólo de la ciudad, sino de sus alrededores. Según cuenta la leyenda, éste fue el lugar donde los celtas adoraban la maravillosa luna llena portuguesa.

Pero no sólo los celtas llegaron hasta aquí. Bárbaros y romanos tomaron Sintra, atraídos por la belleza paisajística, el buen tiempo y sus aguas minerales. Más de mil años atrás, los musulmanes excavaron pasajes subterráneos bajo el castillo, y se dice que, aún hoy en algunos de ellos, se hallan verdaderos tesoros.

Cerca de este castillo, también en la cima de una montaña, a 500 metros de altura, se encuentra el Palacio Pena, de 1840, el último palacio real de Portugal. Fue mandado construir por el rey Fernando II, un rey de origen alemán. De hecho el castillo está inspirado en los castillos alemanes, ese estilo romántico mezclado con otros estilos, como el oriental, el árabe o el manuelino portugués. También este palacio nos ofrece unas vistas maravillosas, tanto desde él como desde la ciudad, allá en la altura, escondido tras la niebla.

Castillos de Sintra

El Palacio Pena fue lugar de refugio para la realeza cuando la monarquía comenzó a perder poder en Portugal. También es un lugar de silencio, con un convento de monjes cercano. El interior del palacio es también un escaparate de diferentes estilos. Es como un cuento de hadas donde la influencia oriental y las cúpulas árabes se dejan ver desde cualquier punto de Sintra.

Más abajo hay otro palacio construido casi 450 años antes que el Palacio Pena. Se trata del Palacio Nacional, con sus dos torres de 33 metros de altura cada una. El interior nos mostrará la colección más antigua de azulejos de Portugal, de los siglos XV y XVI. Fundamentalmente era una palacio de verano y los azulejos mantenían las habitaciones frescas. En este palacio fue donde los reyes portugueses organizaron muchas de las expediciones marítimas de personajes tan ilustres como Colón, Vasco da Gama y muchos otros.

Es el palacio real más antiguo que hay en Portugal y fue la vivienda de verano de la corte desde el siglo XIV, debido a su situación espléndida, entre una maraña fresca de bosques, y su proximidad al océano.

Al otro lado de la montaña se sitúa el Palacio Monasterio de Mafra, construido entre 1717 y 1730, todo en mármol, con 4500 puertas y ventanas y 114 torres campanarios, con dos campanas de 12 toneladas cada una. La iglesia de este enorme monasterio es también sorprendente. Se inspira en la de San Pedro de Roma, y tiene 65 metros de largo, con mármoles de variados colores. Contiene seir órganos del siglo XIX en bronce y madera de Brasil. La cúpula tiene 70 metros de altura, una de las más altas y bellas de Portugal.

Sin duda que, con estos pequeños datos os habrá entrado la curiosidad de conocer Sintra, un auténtico paraíso de las hadas en Portugal. Espero que la disfrutéis.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar