Sierra de Bodíjar, cerca pero lejos de Almuñecar

Sierra de Bodíjar, cerca pero lejos de Almuñecar 1

Almuñecar, en la Costa Tropical de Granada, no sólo es conocida por ella misma sino que también por sus alrededores. Si estamos en uno de los hoteles en Almuñecar, podremos disfrutar de lugares como, por ejemplo, Salobreña, municipio arropado por la Sierra de Bodíjar y que hoy será objeto de nuestro post.

Se trata de un lugar inimaginable desde Almuñecar, una sierra que se desliza hacia hermosos valles de gran verdor, llenos de plantaciones y frutos tropicales únicos en toda Europa y que nos trasladan a otros puntos del planeta. Aquí podemos encontrar mangos, aguacates, guayabas o chirimoyas, árboles más propios de América que de este rincón europeo.

Una de las mejores opciones es realizar una ruta agroturística que se organiza desde la misma Oficina de Turismo de Salobreña, que discurre entre reductos de selváticas plantaciones de cañas de azúcar que nos permitirán conocer la historia de estas plantaciones milenarias.

Antes de adentrarnos en las frondosas plantaciones, el caminante también puede hacer una interesante ruta por las rotondas del pueblo, donde en cada una de las cuales se ubica un ingenio de la industria azucarera del siglo XIX, maquinaria para la transformación de la caña en azúcar y que en la medida en que iban desapareciendo de las fábricas de la localidad han ido encontrar su hueco en diversas placetas y rotondas del municipio.

También nos encontraremos con el Parque Municipal La Fuente, donde los setos y árboles dan paso a toda suerte de plantas de tipo tropical como banans, cañas, aguacates o chirimoyas. En la mitad misma del parque se alza un impresionante monumento a la caña, así como al cosechero y a la mujer.

Justo al lado del parque comienza un sendero que podremos recorrer para adentrarnos en una pequeña América granadina. Para vislumbrar algo más que las eternas ramas, el viajero debe observar a lo alto para vislumbrar el castillo de Salobreña, encaramado sobre un acantilado de más de cien metros.

No hace tanto, era normal encontrarnos en la ruta con recua de mulos con paso cansado y cargados de caña de azúcar.

Así, Almuñecar no sólo es un centro turístico, sino que posee muchos entornos increíbles, únicos y muy interesantes que harán nuestra visita mucho menos rutinaria.

Foto Vía: Jete2010