Sao Paulo, lejos de ideas preconcebidas

Sao Paulo, lejos de ideas preconcebidas 1

Brasil es de esos países con muchos atractivos para visitar pero que se esconde tras un velo de prejuicios e ideas preconcebidas. Cuando pensamos en Brasil, pensamos en playa, fútbol, favelas y caipirinhas, pero el Estado más grande de Latinoamérica posee muchas cosas más de gran interés. Si queremos conocerlos, coger uno de los vuelos a Sao Paulo puede ayudarnos y mucho.

Pese a no ser tan conocida como Río de Janeiro o Brasilia, Sao Paulo puede ser un buen lugar de vacaciones. Una vez llegamos a la ciudad, uno de los primeros lugares que podemos visitar es la avenida Paulista, considerado como el eje principal de esta ciudad brasileña. Se trata de un lugar que hasta al más escéptico sorprende y no sólo por encontrarnos con las impresionantes edificaciones que nos encontraremos a lo largo de la calle sino también por el constante ruido de helicópteros que surcan el aire de la ciudad. En Sao Paulo, los hombres de negocios prefieren transportarse en estos vehículos antes de quedarse atascados en el terrible tráfico de Sao Paulo.

No obstante, más allá de esta primera impresión, en la avenida paulista tambié encontraremos algunos de los lugares turísticos más importantes de la ciudad. Por ejemplo, aquí se ubica el parque Trianon, lugar de recreación para todas las edades. Aquí se ubica también la Casa de las Rosas, uno de los centros culturales más importantes de la ciudad y que posee una curiosa biblioteca de poesía. Por último, en la Avenida Paulista también podemos visitar el Museo de Arte de Sao Paulo, uno de los emblemáticos de Brasil y que alberga una de las colecciones artísticas más significativas de toda América Latina.

Si nos cansamos de la Avenida Paulista, otro de los lugares míticos de Sao Paulo es el mercado municipal, un enorme recinto con vitrales que dan alegría al lugar y quizás el mejor sitio de la ciudad para comprar alimentos propios de la región y foráneos. Si queremos probar buena fruta, aquí tenemos que ir.

Una vez hecho el almuerzo, podemos ir a bajar la comida a la Rua Oscar Freire, ubicado cerca de la avenida Paulista y considerado como una de las calles más caras y exclusivas del mundo. Muchas veces se la ha comparado con el Rodeo Drive de Beberly Hills, y es que en la Rua Oscar Freire podemos encontrar lugares de lo más chic.

En fin, Sao Paulo sale de lleno de los prejuicios e ideas preconcebidas que uno tiene de Brasil. Más parecido a una gran capital europea pero sin perder su esencia brasileña, Sao Paulo es una ciudad viva y lleno de lugares interesantes. Si lo que nos gusta es ir a un sitio auténtico pero sin muchos turistas, esta ciudad brasileña puede ser un buen destino para nosotros.

Foto Vía: Ndecam