Safi, la ciudad de la Medina en Marruecos

Safi, la ciudad de la Medina en Marruecos 1

 

Si vamos de vacaciones Marruecos, una de las alternativas a una visita tradicional puede ser coger un coche y recorrer el país. Esto nos permitirá llegar allá donde normalmente las visitas organizadas o habituales no llegan, salir de los recorridos turisticos tradicionales y conocer un Marruecos más auténtico, más real. Si decidimos hacer este tipo de viaje os recomendamos parar en un lugar que, en realidad no nos llevará más de un día pero nos impresionará como pocos sitios. Se trata de la ciudad de Safi.

Su visita se concentra sobre todo en la Medina, pero no una Medina cualquiera, sino que una de las más espectaculares de Marruecos. Para realizar un recorrido completo recomendamos comenzar por la Plaza de la Independencia, visitar el Castillo del Mar, la capilla Portuguesa, y por último los alfareros y Kechla. El punto de partida, la plaza de la Independencia es el centro de la ciudad vieja, aquí se concentra el epicentro de los barrios de R’bat y la Medina. Es a su vez uno de los lugares más movidos de Safi, ya que aquí es donde se ubica la estación de autobuses y los bancos.

Quizás turísticamente más interesante es el Castillo del Mar, Qasr El Bahr en su lengua original. Se ubica en uno de los bordes de la plaza de la Independencia y como dice su propio nombre en frente del mar. Fue construido por los portugueses en el siglo XVI y su función era defender, junto a la fortaleza, la entrada norte de la ciudad portuaria y lo que en su día era la Casa de Gobierno. Se restauró en el año 1963 y desde ella se puede observar una privilegiada vista del océano, así como el distrito de Medina del R’bat, el puerto y los acantilados.

Así, después podemos ir a R’bat, ubicado al sur de la plaza. Es un barrio que se expandió a través de un monasterio fortificado levantado por Abu al-Hassan allá por el siglo XIV y con la intención de dar cabida a los monjes guerreros que luchaban en guerra santa contra los portugueses. Aquí se puede visitar la tumba de Sidi Abu Mohammed Salih, la patrona de la ciudad. Otro de los lugares más interesantes de Safi es la Antigua Medina, con su mítica calle del Zoco, es también la calle más activa de la ciudad. Está llena de bonitos puestos de artesanía y antes de llegar a la Gran Mezquita podemos entrar en la Capilla Portuguesa tras pasar un arco.

Por último, el Kechla es la antigua fortaleza que levantaron los portugueses en el siglo XVI y desde aquí también se pueden visitar hermosas vistas panorámicas.

En fin, un lugar turísticamente no tan preparado pero más auténtico e igual de interesante. Su historia se puede palpar casi en cada edificio de la parte antigua, lo cual unido a la vida que posee la ciudad da una sensación extraña, como de realmente sentirse en otro mundo.

Foto Vía: Moroccon Sky