Rutas de oficios por Andorra

Rutas de oficios por Andorra 1

 

Andorra, el país de los Pirineos, es un pequeño gran territorio. Si estamos en uno de los hoteles en Andorra descubriremos mil rincones, decenas de opciones diferentes para pasar los días y alternativas a raudales para pasar un invierno o un verano diferente en Andorra. Por ejemplo, hacer una ruta ecoturística.

Hoy proponemos realizar una ruta ecoturística por Sant Julià de Lòria, una de las cuatro rutas con inmenso valor cultural, medioambiental e histórico. Podremos descubrir la Andorra que fue y que, en parte todavía es, conocer los oficios más comunes a su gente, así como diversos parajes y especies únicos del país.

Hay cuatro rutas. Por un lado está el camino del maestro de obras, el camino del errante que buscaba un buen trabajo en las varias construcciones románicas o de una simple casa que la gente tenía necesidad de levantar. Esta ruta pasa por la Balma de la Margineda, lugar donde nos encontraremos el primer asentamiento humano de Andorra.

Otra ruta es la del leñador, donde conoceremos el bosque de la Rabassa, un bosque de alta montaña con enormes pinos albar como protagonista. Se trata de una ruta hermosa, sobre todo en primavera, cuando las mariposas nos acompañarán durante nuestra ruta. Merece la pena caminar en silencio y escuchar el bosque, con sus extraños ruidos de madera, pájaros o animalillos diversos.

Una de las rutas más espectaculares es la ruta del trigo, donde podremos encontrarnos con diferentes construcciones de alta montaña, muchos relacionados con los antiguos oficios como, por ejemplo, la borda de Cal Mestre o una cabaña en pleno bosque de Rèbols.

Por último, quizás la ruta y el oficio más típico o conocido sea el del pastor, que nos ilustra la forma de vida de este campesino solitario, rey de la paz y el silencio, donde su ruta nos enseña diversas bordas (algunas rehabilitadas como restaurantes) y otros lugares donde solían alojarse los pastores mientras pasaban meses consigo mismo.

En fin, la mejor opción para realizar estas rutas es en primavera, pero lo cierto es que cualquier época del año es buena para caminar y conocer las raíces de un lugar.

Foto Vía: fer55