Ruta por Oropesa

Ruta por Oropesa 1

 

Una buena forma de conocer el entorno al cual hemos ido de vacaciones es ir haciendo rutas o caminos por alrededor. Por eso, si estamos en uno de los hoteles en Oropesa, proponemos la siguiente ruta que, pese a tener algo de dificultad, nos permitirá conocer esta famosa ciudad costera a nivel de pájaro.

La ruta comienza por dirigirnos hacia los Montes del Señor, hacia donde se ubica la antena de televisión y a nuestras espaldas la increible presencia de las Agujas de Santa Águeda. Es una primera parte del camino agradable, donde caminaremos por las sombras de pinos y hermosos espacios abiertos de matorral bajo donde podremos aprovechar para mirar hacia el horizonte y ver cada poco el mar como contrapunto o referencia del lugar donde estamos. Se trata también la diferencia que todo paisaje necesita, lo azulado entre lo verde y marrón. Si nos fijamos hacia la izquierda veremos las ruinas del castillo de Miravet y nos haremos una idea de la importancia que tuvo por su emplazamiento.

Una vez llegados al repetidor de televisión tendremos que girar hacia el norte, por donde empieza la parte más dificultosa del camino. A partir de aquí la ruta se complica un tanto y la dureza del recorrido hace que quizás sea desaconsejable para los más pequeños. Comenzaremos el descenso por el Barranco del Diablo, hacia la cantera. Lo difícil del terreno proviene de que presenta mucha piedra suelta, por lo que se convierte en una zona muy resbaladiza.

En apenas unos metros las flechas vuelven a ser más visibles y ya nos acompañarán por todo el descenso sin que podamos perdernos. Rodearemos el barranco por el oeste, por donde divisaremos un gran paisaje de enormes rocas sobre el cielo y una extraña sensación de sentirse bajo la voluntad del entorno, miniaturizado bajo la naturaleza. Una vez se acabe el descenso del barranco pasaremos por los típicos campos de almendros y naranjos para acabar en el camino de la cantera. La última parte del recorrdio se hace por carretera asfaltada.

Pese a que parece una gran ruta, en realidad nos costará dos horas y media o tres horas realizarla, ya que posee más dificultad que recorrido. Es, pero, muy interesante de conocer cómo tan cerca de lugares como Oropesa, símbolos del turismo de masas, podemos encontrar rincones tan apartados y hermosos que nos transportan a otro mundo tan lejano al que podemos encontrar en la ciudad.

Foto Vía: viaja24h.com