Ruta de los faros en la Costa da Morte

Ruta de los faros en la Costa da Morte 1

La Costa da Morte es uno de los espacios más míticos del norte de Galicia. Lugar plagado de leyendas, ha sido también escenario de numerosos naufragios. Elementos vitales para orientar a los marineros que se acercaban a esta zona fueron los faros. Hoy en día, recorrerlos es también una de las mejores maneras de conocer la esencia de esa tierra huidiza e indómita que es la Costa da Morte. La ruta que os proponemos puede efectuarse en un día ya que se trata de localidades que no están demasiado distantes entre sí:

  • Faro del cabo Cee: se iluminó por primera vez el 31 de julio de 1860 para facilitar la entrada en la ría de Corcubión. En 1934 se automatizó
  • Faro de Fisterra: la mejor hora para visitar este faro, situado en el antiguo «Finis Terrae» o fin de la tierra romano es el atardecer. El espectáculo del sol hundiéndose en el mar es único y bien merece una visita
  • Faro de Touriñán: construído debido a la peligrosidad de los bajos de la zona: da Buxeirada, el Garrido y la roca del Farelo o Laxe de Touriñan.
  • Faro de la Punta da Barca: además del faro, en la localidad cerca de la que se ubica, Muxía, podemos visitar también el Santuario da Virxe da Barca, muy conocido por sus supuestos milagros.
  • Faro del Cabo Vilán: se trata del primero del Estado que contó con luz eléctrica
  • Faro de Laxe: de pequeño tamaño, pero con unas panorámicas espectaculares y menos visitado por los turistas que el resto
  • Faro de la Punta do Roncudo: se ubica muy cerca de Corme, localidad famosa por la calidad de sus percebes y la peligrosidad de los fondos que los albergan
  • Faro de Punta Nariga: creado en el año 1994, es obra del arquitecto César Portela, Premio Nacional de Arquitectura Española en 1999 y que es también el autor del cementerio de Fisterra.

Foto vía Flickr