Roma Pass, la tarjeta de descuentos de Roma

Roma Pass, la tarjeta de descuentos de Roma 1

Una de las mejores formas de conocer Roma y no dejarse la cartera en el intento es comprar la Roma Pass, el carné turístico de Roma. Nos costará 25 euros y con él podremos disfrutar de descuentos y servicios que nos ahorrarán algo de dinero. Como todas las tarjetas turísticas de las ciudades, merece la pena comprarla tan sólo si vamos a amortizarla, pues ocurre que a veces compramos los carnés turísticos para luego no ir a los sitios que nos ofrecen descuentos y entradas gratuitas con el carné.

La Roma Pass será válida durante 3 días a partir de su activación, y el ahorro máximo que nos supone es de 15 euro (nos costará 25 euros lo que sin Roma Pass nos costaría 40 euros), que multiplicado por cada miembro de familia comienza por ser algo de dinero.

Con este carné podemos disfrutar de entrada gratuita a los dos primeros museos y/o áreas arqueológicas que escogamos y se nos ofrecerá un descuento en el resto de museos y/o áreas arqueológicas. También dispondremos de traslados gratuitas en los medios de transporte ATAC, es decir, las líneas A y B del metro y algunos trenes. Tendremos descuentos en eventos, exposiciones y servicios contratados así como en los servicios médicos turísticos. Además, los titulares de la tarjeta Roma Pass podrán acceder al Coliseo desde un acceso reservado.

Podemos encontrarla en muchos de los servicios turísticos de Roma y con su compra adquiriremos la Roma Pass card (el carné de los museos y medios de transporte), un plano de Roma, una guía informativa sobre los museos y establecimientos del Roma Pass, un programa de eventos y servicios turísticos y la tarjeta de acceso vía internet a la información sobre eventos y servicios de utilidad en la capital italiana.

Así, se trata sin duda de una buena compra si vamos a estar en Roma un puente o fin de semana y si somos de esos que aprovechamos hasta el último segundo para conocer los rincones de las ciudades que visitamos. En fin, una utilidad más para que el viaje a Roma nos salga más económico.

Foto Vía: Andreas Tille