Roma, la ciudad eterna

Roma, la ciudad eterna 1

Vayamos cuando vayamos, Roma tiene ese encanto especial que tanto gusta al viajero y que no deja a nadie indiferente. El arte se palpa en cada uno de sus rincones, pero también la moda, el ocio y la gastronomía, que en Italia son claros referentes.

Lo mejor es que podemos llegar a ella en avión, de una forma cómoda y rápida, prácticamente reservando de un día para otro. Un vuelo a Roma, hoy en día, es realmente económico, lo que permite viajar tantas veces como uno desee para conocer algunas de sus maravillas, como la Fontani di Trevi o el Coliseo, ya catalogadas como obras maestras.

En la Red hay múltiples opiniones de los vuelos baratos a Roma, una ventaja y un ahorro para llegar a los puntos de interés de esta ciudad y de otras urbes italianas. De esta manera, podemos pagar un poco más en nuestro alojamiento, reservando en el centro y en las calles principales.

Muy cerca de estos hoteles, en el centro histórico, encontramos la Plaza Navona, de forma alargada porque en la época romana se realizaban toda clase de eventos deportivos. En la plaza se halla la Fontana de Neptuno y la Fontana dei Quattro Fiumi. Es un buen lugar para descansar en alguna de sus terrazas y tomarnos un capuccino auténtico italiano.

Otros de los monumentos que podemos encontrar a su paso son el Foro de Trajano, con la famosa columna de Trajano; la Plaza de la República, también con sus fuentes; el Panteón; el teatro Marcello; y la ya citada Fontana di Trevi, de obligada visita por su arquitectura espectacular. Además, son importantes la cantidad de palacios que hallamos en el centro: Barberini, Farnese, Venecia… todos de gran belleza. ¿Y es que hay algo que no merezca la pena ver en esta hermosa ciudad?

Foto: yeowatzup