República Dominicana, secreto colonial

República Dominicana, secreto colonial 1
Viajar a América no sólo es viajar a Estados Unidos o algún país del cono sur. El mar Caribe y sus costas están siempre muy solicitadas y si no, si la costa no es lo nuestro, varios países nos esperan para visitar su interior. Uno de ellos es República Dominicana, al que podremos llegar a través de vuelos que no siempre son caros.

La República Dominicana ocupa dos tercios de la isla La Española, donde también se encuentra situado Haití. Puede ser un buen viaje ir a un viaje con tal de conocer los dos países, aunque la situación económica y social del segundo quizás lo desaconsejen. Si optamos por visitar República Dominicana no sólo tenemos que tener las playas en mente, no, aquí también conoceremos las cordilleras Central y Septentrional, bonitas cordilleras a las que incluso se les ha llamado Alpes Dominicanos. En cuanto a ciudades, visitar las calles de Santiago de los Caballeros o de la misma capital, de Santo Domingo es toda una experiencia, una mezcla de colores, de gente latina, caribeña, amable y tranquila.

Así, si queremos conocer el entorno histórico del país, lo mejor es ir a Santo Domingo. Su parte colonial fue la primera que se levantó en la conquista de América. Podemos visitar los restos de la antigua muralla, de la cual aún se conservan algunas puertas. A través de ellas podremos acceder a un entramado de calles con casas de colores austeros, un paisaje que nos transporatará siglos atrás.

Y tan poco le faltan monumentos. Una de las más importantes es la catedral de Santa María la Menor, la cual se ubica en el Parque Colón e igual que la urbanización colonial, fue la primera catedral que se levantó durante la conquista de América. Su primera piedra se puso en 1524 y fue abandonada tras la marcha de los trabajadores a México, donde pretendían buscar oro. Aún así, se consiguió acabar en el año 1540 con una mezcla de estilos, entre el gótico y el plateresco.

No lejos se encuentra también la primera universidad de todo el continente americano. Hoy día se utiliza como un convento dominico y podremos ver las ruinas del primer hospital. Hay qe decir que en todos los monumentos la entrada es libre excepto en el Alcázar de Colón, seguramente el monumento más importante de la ciudad. Éste se levanta en la gran plaza de España, al lado de la muralla y dominando el río Ozama.

Foto Vía: Ulises Jorge