Reggio Calabria, mar y montaña en el sur de Italia

Reggio Calabria, mar y montaña en el sur de Italia 1

De un tiempo a esta parte la región de Calabria se ha convertido en uno de los principales destinos turísticos para pasar un hermoso fin de semana en Italia. La cultura y la historia que empapan esta región es ciertamente deslumbrante. Pero también hay que tener en cuenta su amplia oferta de turismo rural. Paisajes naturales de enorme belleza y calma, que atraen a todo tipo de turistas.

Una de las ciudades que debéis visitar en esta región es Reggio Calabria, situada geográficamente en la misma punta de la bota italiana, frente a las costas de Sicilia. Una ciudad costera y muy tranquila a la que se puede llegar perfectamente con vuestros vuelos baratos. Es precisamente esta tranquilidad la que la hace muy accesible. Muchos son los que optan por la placidez de sus playas antes que enfrentarse a las más pintorescas, pero concurridas, playas sicilianas.

Fundada en el siglo VIII a.C, a Reggio Calabria se la conoce como la ciudad del bronce, ya que en su Museo Nacional de la Magna Grecia se encuentran las famosas estatuas de los Bronces de Riace, dos estatuas desnudas masculinas, del siglo V, realizadas en bronce a tamaño natural. No es el único elemento artístico que podemos encontrar en Reggio Calabria, ya que también hay que visitar su Galería de Arte.

No se puede decir que Reggio Calabria sea una ciudad con un gran patrimonio arquitectónico. Sin embargo, paseando por ella sí que encontraremos algunos viejos monumentos, como las termas romanas, el Castillo Aragonés del siglo VI y la impresionante Catedral de Reggio. Además, hay que visitar la fortaleza y dar un placentero paseo por el puerto y la playa, así como la visita al Jardín Botánico Lungomare.

El turismo de Reggio viene atraído especialmente pos su costa y por su cercanía con la montaña, lo que invita a venir tanto en invierno como en verano. El Paseo Marítimo Falcomata y las montañas de Aspromonte se hallan tan cerca que, alquilando un coche, se puede disfrutar de ambos ambientes. La noche veraniega cerca de la costa es deslumbrante, mientras que el invierno en alguna casita rural idílica.

Ya veis que Reggio Calabria es un punto estupendo para conocer otra Italia, un lugar placentero y tranquilo, donde pasear, degustar su fina gastronomía y llevarnos un recuerdo hermoso del sur italiano.

Foto Vía Dansailing