Reclamaciones a aerolineas por problemas con tus vuelos

Denunciator

Se presentan las vacaciones de verano habiendo previsiones de que salgan unos 100.000 vuelos al día en todo el mundo, pero da la casualidad que una vez que nos encontramos en el aeropuerto tenemos la mala suerte que nuestro vuelo lo perdemos por causas ajenas a nosotros sin que se deba a supuestos de fuerza mayor siendo la única responsable en este caso la compañía aérea que hayamos contratado para efectuar el viaje. Aunque no lo parezca ocurre muy a menudo ocasionando en las personas ciertos estados de nerviosismo que se aprecia en los mostradores de las aerolíneas ya que ven como sus vacaciones empiezan a desmoronarse. No obstante, no pierdas la calma porque aunque lo desconozcas, tienes una serie de derechos que juegan a tu favor y que las compañías tienen que reconocer de forma obligatoria ya que así viene establecido por la normativa europea.

Lo primero que debes hacer es acudir al puesto o mostrador de información de la compañía para que os comunique qué ha pasado y los derechos que os asisten (mediante un folleto informativo), es su obligación hacerlo, al igual que tienen que buscaros un nuevo vuelo para reubicaros sin que tengáis que permanecer mucho tiempo en el aeropuerto, y en caso contrario, os deben proporcionar alimentos así como alojamiento en el supuesto que tengáis que posponer el vuelo para el día siguiente.

Una vez que os informen de las causas de la pérdida del vuelo ya haya sido por retraso del mismo o cancelación, si este supera las 3 horas de la prevista, tienes derecho a indemnización de hasta 600 euros, contacta con denunciator que es una plataforma de afectados para que ellos se encarguen de tu reclamación sin que tengas que pagar nada salvo que ganes el asunto, ellos asumen todos los gastos. No solo eres acreedor de un pago para resarcir los daños causados por la compañía en casos de pérdidas de vuelos, también en los supuestos de overbooking, que son muy comunes o cuando tus maletas por obra de dios, desaparecen y no saben decirte donde está, en ese momento aconsejamos que rellenes el PIR de inmediato, siendo esta una reclamación que se realiza en el aeropuerto.

Al saber que existe una solución en este tipo de situaciones, afronta el día con positivismo y si tienes que quedarte unas horas en el aeropuerto, explora la ciudad en la que estés, guarda todos los recibos de los gastos que te suponga estar allí para posteriormente reclamarlo a la compañía aérea, la cual de primera hora se negará a indemnizarte pero que al final no les queda más remedio que abonar.

Añadir un comentario.

Facebook