Primera visita a Londres

Primera visita a Londres 1

 

Londres es una de esas ciudades en el que uno ha de estar al menos una vez durante su vida. Si estamos en uno de los hoteles en Londres y es nuestra primera vez, es normal que nos sintamos un poco perdidos, abrumados por esta enorme ciudad. En este sentido, hoy os proponemos en este post, una serie de pequeñas recomendaciones con una primera ruta que se puede realizar en nuestra primera visita a Londres.

Lo primero que podemos visitar es el London Eye, la noria, el famoso «vuelo» que nos alzará 135 metros y nos enseñará una hermosa panorámica de la ciudad para que nos demos cuenta dónde estamos. Con el Big Ben y el Parlamento al lado es una imagen bucólica y espectacular de la capital inglesa.

Después, podemos coger uno de los buses turísticos que recorrer partes importantes de la ciudad. Para ello podemos coger el Big Bus Company o el Original London Sightseeing Tour y recorrer algunos de los monumentos más importantes, algunos de ellos para saber cómo son o ubicarlos antes de hacer una visita más profunda. Al acabar la ruta seguramente ya nos haya dado el mediodía, por lo que proponemos hacer un descanso y probar los famosos «fish and chips» ingleses o comer en alguno de los restaurantes multiculturales de la ciudad.

Podemos reemprender la visita con uno de los monumentos más conocidos de Londres, a saber, el Tower Bridge y visitar la Tower Bridge Exhibition al mismo tiempo que disfrutamos de una de las vistas más espectaculares de Londres y el Támesis, seguramente este es uno de los lugares más representativos de la ciudad.

Después podemos seguir conocimiento monumentos o ir de compras, podemos perdernos por el Convent Garden y disfrutar de ka cinora nuebtra disfrutamos de los espectáculos de los artistas callejeros y descubrimos un mundo nuevo en un mercado cubierto.

En fin, esto tan sólo nos servirá para hacer una pequeña introducción en la que es, seguramente, la ciudad más famosa del mundo, por lo que tras un primer día lleno de emociones y sorpreeas, a partir del segundo día podemos ir a visitar más de cerca el Big Ben, la sede del Parlamento, Westminster, Trafalgar Square, el Buckinham Palace o el British Museum entre otros atractivos imprescindibles que posee la capital británica.

Foto Vía: TJ Morris