Posets-Maladeta, cerca de Cerler

Posets-Maladeta, cerca de Cerler 1

Uno de los destinos más interesantes para estas navidades es Benasque, donde podemos alquilar una habitación en uno de los hoteles en Cerler, sin duda una de las atracciones más interesantes de este paraje aragonés. No obstante, la estación de esquí de Cerler no es el único atractivo de este bello rincón del Pirieno, sino que podemos mirar más allá y entre descenso y descanso, dejar un par de días para visitar otros destinos como puede ser el Parque Natural Posets-Maladeta.

Este rincón del Pirineo fue declarado Parque en el año 1994 y con una extensión de 33.267 hectáreas pretende salvaguardar los valores naturales que la flora, la vegetación y las formaciones geomorfológicas construyen en este entorno. Uno de sus atractivos naturales más interesantes son sus trece glaciares, los cuales poseen en total 350 hectáreas y que los podemos encontrar entre los macizos de Posets, Perdiguero y Maladeta.

Si lo visitamos en invierno hay que tener claro que no se trata de una visita común, es sobre todo una visita interesante para los más montañeros, pues en ella se encuentran varias cumbres que superan los 3.000 metros, es más, se trata del parque pirenáico que alberga el mayor número de cumbres que superan esta cifra.

También podemos conocer alguno de los más de 95 lagos de origen glaciar que posee el Parque Natural Posets-Maladeta. Se trata de lagos con diversas dimensiones y características, donde muchos de ellos enaltecen su belleza, de por sí natural, con espectaculares cascadas.

Si queremos tener una mirada general, una vista en conjunto de la mayor parte de todas las cumbres del Parque, desde el más alto del Pirineo (Aneto) hasta el Posets (el segundo más alto), podemos coger el telesilla que sale del Ampriu, desde al que podremos llegar a través de una estrecha carretera asfaltada que empieza en el pueblo de Cerler.

Una buena forma de conocer el entorno es yendo antes de nada a Benasque, donde podremos entrar en el Centro de Visitantes y disfrutar con una exposición permanente que recoge los cuatro ambientes del Parque, a saber, la roca, hielo y nieve; las praderas y pastizales; el bosque de alta Montaña y, cómo no, los valles habitados. También podremos conocer mejor el Parque a través de una sala audiovisual.

Foto Vía: Miguel303xm