Plazas del gótico barcelonés

Plazas del gótico barcelonés 1

En verano, la ciudad de Barcelona adquiere un color especial. Se llena de turistas, de sabor a mar y de terrazas donde combinar ocio e historia. Reservar vuelo a Barcelona es cada vez más fácil por la cantidad de compañías aéreas que llegan y salen de la ciudad.

Uno de sus encantos es el barrio del gótico en el que sobresalen plazas enigmáticas que marcan la vida de la ciudad desde siempre. La gran mayoría presiden algún edificio, iglesia o monumento que hacen que sean todavía má bellas y de vital importancia.

Una de las principales es la Plaza Sant Jaume. Destacada por encima de otras por albergar el Ayuntamiento de Barcelona y el Palacio de la Generalitat, situados uno en frente del otro. Rodean la plaza restaurantes y bares, y es lugar de paso del gótico para ir hacia otros destinos.

La Plaza Real, al final de las Ramblas, es de alta belleza. Está protagonizada por porches en forma de arco, palmeras y una fuente central con algunas esculturas. Las farolas fueron diseñadas por Gaudí. Aquí se encuentran algunos de los restaurantes con más renombre y bares musicales y salas de conciertos, como la mítica Sidecar o el Jamboree.

La Plaza del Rei es un encanto para los sentidos. Recóndita y de estilo gótioa está rodeada por importantes edificios de este estilo como el museo de Historia de la ciudad, entre otros. Es eje central de conciertos en un ambiente intimista.

La Plaza del Pi esconde la iglesia de Santa María del Pi. De belleza austera, la iglesia es muy visitada y la plaza es el lugar perfecto para tomar una refresco en alguna de sus terrazas porque permanece en un lugar cerrado en pleno centro y área comerial. Un oasis de paz y relax donde parece que el mundo se detiene.

Foto: 31883499@N05