Plaza Rossio en Lisboa

Plaza Rossio en Lisboa 1

 

Si tenemos una reserva de hoteles en Lisboa, antes de ir, es recomendable ir mirando que lugares visitaremos. Entre estos lugares, uno de los que no podemos dejar de visitar es la Plaza del Rossio, el centro neurálgico de Lisboa y que, curiosamente, no se llama así sino que su nombre oficial es Pedro IV. Ubicado en La Baixa, es el extremo norte de la Rua Augusta y se ubica a pocos metros de la Plaza de los Restauradores.

Es, seguramente, una de laz zonas más animadas de la ciudad, y es que aquí se dan cita tanto lugareños como visitantes, ya que es una zona rodeada de bares, restaurantes y tiendas. No obstante, más allá de ser el centro de encuentro de muchas personas, la plaza también posee varios monumentos y rincones de interés.

La Estatua de Pedro IV, que da nombre a la plaza, es una de ellas. Es conocido como el Rey Soldado y en sus bases se representan cuatro figuras femeninas que representan las supuestas bondades del rey. En la misma plaza se ubica también el Teatro Nacional Doña María II, levantado a mediados del siglo XIX y que sustituye al antiguo Palacio Estaus, la sede de lo que fue la inquisición portuguesa desde el siglo XVI. En la fachada del actual edificio podemos destacar la figura de Gil Vicente, uno de los padres del teatro portugues. Además, en la misma plaza se encuentra también la estación de tren más imponente de Lisboa, la estación ferroviaria de Rossio. Desde aquí podremos tomar el tren hacia Sintra, aunque antes, si nos apetece, podremos tomar un café en el Café Nicola, la cafetería más conocida de Lisboa seguramente por su fachada Art Decó.

En fin, una de las plazas más vivas de Lisboa y de Portugal, es un buen lugar para descansar y sentirse abrumado por lo que el lugar nos ofrece.

Foto Vía: Esteban De Sousa