Novi Sad, un tesoro en Vojvodina

Novi Sad, un tesoro en Vojvodina 1

Serbia no es un destino de primer nivel turístico. Aún así, posee la potencialidad que pocos países poseen. Un país poco conocido, heredero de Yugoslavia, centra casi toda su atención turística en Belgrado. Pero hay más. Hoy hablarmos de Novi Sad, capital de la provincia autonoma de Vojvodina, en las orillas del eterno Danubio.

No en vano, Novi Sad está considerada como la Atenas de Serbia, una ciudad que rebosa en refinamiento y cultura, un lugar lleno de teatros, bibliotecas, arte y museos, todo un paraíso cultural en un país que no es precisamente muy conocido por su cultura. Se trata del paradigma de la tolerancia y la tranquilidad serbia. Así, se trata de una ciudad que desde hace siglos atrae a sus calles una gran variedad de comunidades, lo que le ha llevado a ser, inevitablemente, un crisol de culturas.

Su monumento más conocido, la «perla» arquitectónica de Novi Sad es la fortaleza de Petrovaradin, desde donde podremos observar la hermosura del Danubio, un paisaje casi únicos. Dentro de los muros de la fortaleza podremos encontrarnos con lo que caracteriza a Novi Sad, museos y galerías de arte. Si vamos en verano no podemos perdernos, también intramuros, el festival Exit, sin duda el festival de música más importante del sureste europeo.

Pero no sólo monumentos y culturas alimentan a Novi Sad, su exquisita gastronomía también forma parte del taranna de la capital de Vojvodina, lo que se puede complementar con la música de las orquestas «tamburitza» de fondo, momento en el que podremos entender la magia de este pueblo, escondido pero bien vivo y latente.

En fin, Serbia no es sólo Belgrado y ni mucho menos las partes más grises de Belgrado. En el corazón de lo que antiguamente fue Yugoslavia tenemos diversos destinos que pocos españoles se han puesto todavía a descubrir, desinos que hacen que apreciemos cada vez más esta parte desconocida de Europa que todavía mantiene la magia y el carácter propio tan mermado en otras capitales del mismo continente

Foto Vía: Ivan Aleksic