Munich, la joya de Baviera

Munich, la joya de Baviera 1

 

Munich no es una excepción en Alemania, y es que posee decenas de lugares de interés para el visitante, muchos de ellos plagados de historia y momentos importantes para la nación. La capital de Baviera es un buen lugar para conocer la Alemania más pura, en contraposición al cosmopolitismo de Berlín, esta ciudad es históricamente más auténtica que otras capitales del país.

Entre sus lugares a visitar están las tres pinacotecas, a saber, la antigua, la nueva y la pinacoteca de Arte Moderno, las cuales poseen en su interior las diversas manifestaciones artísticas de los representantes más grandes del arte europeo.

Por otra parte, y con trascendencia histórica, está el Siesgestor, la Puerta de la Victoria, la cual se construyó con el fin de no olvidar una guerra por parte de los bávaros. No obstante, el paso de los años y la destrucción que Alemania sufrió el siglo pasado destruyeron el monumento, la cual se volvió a levantar para que quedara como emblema de paz dentro de la ciudad de Munich.

En cuanto a la arquitectura religiosa, el templo más importante de Munich es la Catedral de Nuestra Señora de Múnich, conocida como la Frauenkirche. Se encuentra ubicada en el centro de la ciudad en la plaza del nombre Frauenplatz. Está considerada como una de las atracciones más turísticas de la ciudad.

Si lo nuestro es visitar las costumbres de cada pueblo, no podemos dejar de visitar las cervecerías de Munich, y entre ellas la más importante, la de Hofräuhaus, la cervecería más famosa del mundo y seguramente la más antigua. Fue construida en el año 1589 y cuenta con antiguas mesas de madera sobre la que podremos encontrar nombres y comentarios de hace más de 100 años.

En fin, Munich, pese a que primera vista no pueda parecer uno de los lugares más interesantes de Alemania, esconde en sus calles y rincones un atractivo increíble. La capital de Baviera se convierte así en toda una lección de historia y cultura alemana que nos da la oportunidad de viajar a otras ciudades de alrededor e incluso a la Selva Negra, a unas 3 horas en coche.

Foto Vía: Stefan Kühn