Monumentos históricos de Montevideo

Monumentos históricos de Montevideo 1

Nos encanta ir de turismo a visitar los edificios o monumentos más destacados de cada ciudad. Un buen destino para estas vacaciones es Montevideo, capital de Uruguay, porque el arte es un claro exponente en toda la ciudad.

Aprovecha los vuelos baratos a Montevideo y hazte una escapada durante los meses que tengas vacaciones. Un respiro que te permite no sólo realizar excursiones a miles de lugares, sino entrar y observar monumentos históricos.

Entre estos, hemos de destacar el Ateneo, un edificio imponente, con toda clase de monumentos arquitectónicos de gran envergadura, con pilastras dóricas, columnas corintias y arte renacenista italiano muy bello y colosal.

No lo es menos la catedral, cuya construcción se realizó en varias etapas, desde el año 1790, y 14 años consecutivos. Por su parte la fachada, una de sus mayores atracciones ha sido renovada constantemente y se terminaron las torres y otros elementos característicos.

Caminando por las calles de Montevideo nos topamos por el cabildo, un magnífico edificio, construido entre 1804 y 1869. Era un antiguo palacio señorial y colonial de arte neoclásico, con columnas dóricas y romanas muy detacables. A lo largo de de su historia ha sido sede las Cámaras Legislativas, el Ministerio de Relaciones Exteriores, y actualmente se halla el Museo Histórico Municipal.

El museo Museos del Gaucho y de La Moneda nos sirve para poder visitar sus diferentes plantas y objetos y, a la vez, toda su rica estructura arquitectónica. Es un palacio de tres plantas con una gran variedad de estilos, como el neoclasicismo, los detalles italianos, motivos algo afrancesados; en definitiva un claro exponente del patrimonio cultural de esta ciudad. Actualmente, encontramos en el algunas exposiciones de arte transitorias.

De una estructura distinta es el palacio Palacio Taranco, mucho más moderno, ya que se construyó durante principios del siglo XX. Conserva en su interior importantes objetos valiosos, como cuadros, cerámica, escultura, pintura... que vale la pena ver.

Foto: vincealongi