Meteora, monasterios en columnas naturales

Meteora, monasterios en columnas naturales 1

 

Sabemos que Grecia es uno de los lugares más misteriosos e interesantes de toda Europa. Además de su historia y mitología, además de sus curiosas tradiciones y espectaculares paisajes, Grecia también sorprende a veces con lugares ingeniosos, con increíbles construcciones donde uno menos se lo espera. Si vamos de vacaciones Grecia no podemos dejar de visitar Meteora, un lugar único en la zona.

Para ello tendremos que ir hasta la llanura de la región de Tesalia, un lugar de espectaculares paisajes donde desde la tierra surgen increíbles columnas naturales de importante altura. No obstante, además de la espectacularidad del paisaje natural, lo que más llama la atención de ellos son las construcciones que se encuentran en algunas de sus cumbres. Son monasterios bizantinos que se empezaron a construir en el siglo XIV y se finalizaron una vez el imperio bizantino ya había caído, en el siglo XVI.

En total existen hasta 22 monasterios y las comunidades religiosas que en estos inhóspitos lugares habitaban se llamaban «estillitas«, que proviene de «stylos«, que significa columna. Hay que decir que de los 22 monasterios que en su día se levantaron hoy 17 de ellos permanenecen en ruinas y que sólo 3 son visitables. Quizás el más interesante entre los que se puede visitar es el «Gran Metéoron«. Si estudiamos un poco el lugar veremos que el acceso a estos lugares era casi imposible en su época, ya que tan sólo se podía acceder con rudimentarios ascensores con un cesto y una cuerda donde los lugareños depositaban las provisiones para los monjes. Hoy día se puede acceder a ella a través de escales y puentes.

La mejor época del año para su visita es la primavera o el otoño, momento en el que menos aglomeración de turistas hay y las temperaturas son más agradable. Se trata de una visita de un día entero y podemos aprovechar para realizar algo de senderismo por un circuito de 17 kilómetros a pie, aunque también hay numerosas visitas organizadas en autocar.

Foto Vía: Dido3