Martigny, ruinas romanas en Suiza

Martigny, ruinas romanas en Suiza 1

Después de pasar un maravilloso día de esquí en Verbier no teníamos realmente planes distintos para el día siguiente. Preguntamos en nuestro pequeño hotel, con la intención de buscar algo diferente a los guantes, los esquíes y demás. Allí nos recomendaron visitar Martigny, una pequeña ciudad apenas 25 kilómetros al oeste de Verbier.

Y, ¿porqué Martigny?. Pues, aunque parezca mentira cuando reserváis vuestros vuelos a Suiza, este país no sólo tiene pueblos pintorescos, cumbres nevadas, estaciones de esquí y casitas de madera. En Martigny encontraréis tal vez algunas de las mejores ruinas romanas de la Europa Central.

Fue aquí en Martigny, pero allá por el siglo I, cuando el emperador Claudio ordenó la construcción de una nueva ciudad, Forum Claudii Vallensium, de la que hoy nos han quedado un anfiteatro, numerosos templos y algunos baños termales. ¿Esquiar al día siguiente?. Mejor ponemos rumbo a Martigny, ¿no?.

El Anfiteatro de Martigny es tal vez lo mejor del lugar. Y eso que no es demasiado grande, ya que no es como los normales, con sus escaleras para subir a los asientos, ni vomitorios debajo de ellos. A los que estáis acostumbrados a ver ruinas romanas tal vez os decepcione un poco, pero lo que llama la atención es el entorno. ¿Cumbres nevadas sobre un anfiteatro romano?.

En 1975 se descubrieron las termas de Martigny, formadas por un gran hipocausto, una sala de calefacción y los baños. Las excavaciones posteriores han sacado a la luz la calle en la que estaban las termas, un caldarium y la bodega en la que se supone que se cambiaban los que iban a las termas. Con el frío que hace en la zona, es una pena que ya no estén en uso.

Una de las últimas ruinas que se puede visitar es el Santuario al dios Mithra, construido en el siglo II, y situado al sur de la ciudad. Fue descubierto en 1993, y tiene 23 metros de longitud y casi nueve de ancho. El santuario fue destruido en el siglo V por los primeros cristianos que llegaron a Suiza, aunque sus ruinas siguen teniendo hoy un aire místico y mágico.

Para nosotros fue una sorpresa encontrar estas ruinas romanas, sobre todo cuando para lo que íbamos a Verbier y Suiza era para esquiar un poco. Está claro que en todos los viajes siempre hay algo que te sorprende, y en esta ocasión fueron las ruinas romanas de Martigny.

Foto Vía Pbase

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar