Maldivas, relax y naturaleza en el Índico

Maldivas, relax y naturaleza en el Índico 1

Si pensamos en un lugar paradisíaco donde pasar unas vacaciones de ensueño, sin duda las Islas Maldivas serán uno de los primeros destinos que nos vengan a la mente. A la hora de planificar un viaje a las Maldivas, tenemos que tener en cuenta su clima tropical, dominado por los monzones. En general las temperaturas son bastante constantes, casi nunca por debajo de los 25 grados, pero en verano las precipitaciones y fuertes vientos son habituales, por lo que para disfrutar del mejor tiempo, los mejores meses son los de abril y noviembre.

En cualquier caso, el paisaje es de gran atractivo, con aguas de un profundo azul, playas de arenas blancas y puestas de sol maravillosas. El lugar perfecto para alejarnos por unos días del ajetreo de la vida diaria y olvidarnos de todos nuestros problemas, o al menos dejarlos de lado y disfrutar del tiempo que siempre nos falta para poner en orden nuestros pensamientos.

La paz que se respira en todos sus rincones invita a realizar actividades que el resto del año es difícil practicar, como el submarinismo o los deportes acuáticos, todo ello en un entorno natural espectacular. Los esfuerzos que las autoridades locales han destinado a preservar este patrimonio han evitado que las Maldivas se conviertan en un destino turístico masificado, con lo que sus costas rebosan de vida, prácticamente inalterada, y la calidad de sus infraestructuras es de primer nivel mundial.

Así pues, el país es un paraíso para los amantes del buceo, con aguas cristalinas que permiten la visibilidad hasta a 50 m de profundidad; ideal también para practicar actividades acuáticas, excursiones a islas deshabitadas, en las que nos sentiremos como auténticos protagonistas de una novela de aventuras al estilo de Robinson Crusoe. Estas islas son, naturalmente, uno de los destinos soñados por las parejas de recién casados en su luna de miel. ¿Qué mejor que iniciar la vida en pareja rodeados de palmeras y con el sonido de las olas acariciando nuestros oídos durante unos días?

Foto: Nattu