Los puentes más famosos de Lisboa

Los puentes más famosos de Lisboa 1

Si en un puente o fin de semana largo decidimos ir a un lugar cercano, bonito y un tanto desconocido, podemos escoger vuelos lisboa ofertas no nos faltarán. La capital portuguesa es un lugar especial tanto por su historia como por su cultura, tan diferente y tan similar a la española.

Además, Lisboa posee cosas que a uno le sorprenden. Por ejemplo, ¿quién imaginaría que en Lisboa podríamos encontrar el puente más largo de Europa? Pues sí, aquí se encuentra. Y otra curiosidad respecto a los puentes lisboinos, ¿quién se imaginaría que en Lisboa se encontrara el puente colgante más largo del viejo continente? Pues efectivamente así es. Los puentes de Vasco da Gama y el de 25 de Abril son también parte del paisaje lisboíno.

El puente de Vasco da Gama, como hemos dicho el más largo de Europa, posee nada menos que 17,2 kilómetros de largo y su construcción vino motivada por la Exposición Universal que se desarrolló en Lisboa en 1998. Una estampa bonita y misteriosa la podemos encontrar en los días nubosos, cuando desde un lado del puente no se vislumbra su final y a uno de la da por hacer volar la imaginación. El nombre le proviene del navegante portugués más importante y su construcción recuerda que Vasco da Gama llegó a la India en el año 1498.

No obstante, no hay que entender el puente como una construcción faraónica «inútil», sino que su construcción se hacía cada vez más necesaria para servir de alternativa al otro puente que tenemos hoy como objeto, el Puente 25 de Abril. Por último, como curiosidad, tenemos que saber que para su construcción hicieron falta aproximadamente 3.300 trabajadores a lo largo de un año y medio.

Vayámonos ahora a descubrir el Puente Colgante más largo de Europa. Lejos de los más de 17 kilómetros que tiene el puente Vasco da Gama, el Puente 25 de Abril posee una longitud de 2,277 metros y cuenta con dos alturas, una dedicada a los automóviles y la inferior para los trenes. Su construcción se realizó a lo largo de casi 4 años, concretamente 45 meses, y fue abierto al tráfico allá por el 6 de agosto del año 1966, cuando Portugal aún se encontraba bajo la dictadura de Salazar. Su nombre proviene precisamente del día en que el ejército y el pueblo portugués derrocaron al dictador, el día conocido como el de la Revolución de los Claveles, el día 25 de abril de 1974.

Una curiosidad respecto a este puente es que fue construido por la misma empresa que el Golden Gate de San Francisco, lo cual siempre le ha servido como de comparación.

Foto Vía: josu.orbe